El PSOE rechaza el decreto de Preferentes porque supondrá un "doble engaño" para los afectados

El Gobierno "ha demostrado una enorme incompetencia a la hora de afrontar este problema"

El PSOE ha rechazado este viernes el decreto ley sobre Participaciones Preferentes al considerar que supondrá un "doble engaño" para los afectados por una comercialización fraudulenta, quienes tendrán que aceptar una quita en el canje de sus títulos por acciones y, sólo después, podrán acudir al arbitraje para reclamar el resto de su inversión.

Así lo ha expresado en declaraciones a Europa Press el diputado socialista Antonio Hurtado quien, a falta de conocer el texto del decreto, que se publicará este sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), ha afirmado que el Gobierno "ha demostrado una enorme incompetencia a la hora de afrontar este problema".

Y es que el decreto ley prevé que los títulos de productos híbridos como las preferentes o la deuda subordinada sean canjeados por acciones de las entidades bancarias (tras sufrir una quita

obligada por la UE), y sólo posteriormente se podrán acoger a un proceso de arbitraje "similar al que ya se ha utilizado con Novogalicia Banco y Catalunya Banc", y en el que se determinará quiénes han sido estafados y deben recuperar la totalidad de su inversión.

Después, los titulares de acciones de Novogalicia Banco y Catalunya Banc que quieran darles liquidez tendrán la opción de vender sus acciones al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que recibirá una derrama de entre 1.500 y 2.000 millones de euros para cubrir este proceso. En el caso de tenedores de títulos de Bankia, deberán acudir a la Bolsa, donde las acciones de la entidad valen un céntimo.

"NO ES LO QUE ACORDAMOS"

Así, Hurtado se ha quejado de que este procedimiento no coincide con el que acordaron PP y PSOE hace unos meses, y que pasaba por hacer una auditoría pilotada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para determinar qué casos correspondían con comercializaciones irregulares para que pudieran ir al arbitraje.

Además, el PSOE exigía que se les garantizar que no perderían nada de su inversión inicial y que la recuperarían con depósitos de, como máximo, tres años en lugar de con acciones.  Frente a eso, el Gobierno ha optado por "un proceso donde se va a efectuar un canje con quita y luego se abrirá un arbitraje

para exigir la recuperación del resto del dinero. Un procedimiento que, en Galicia y Cataluña, "no ha sido una solución", con lo cual "tampoco lo será para Bankia", según Hurtado, quien ha destacado que de los 56.000 afectados de Novogalicia Banco que pidieron someterse a esa opción sólo 14.000 lo han conseguido.

"Sólo se va a trasladar a Bankia un procedimiento que se ha demostrado totalmente insuficiente y que no es una solución para nada. Se trata de una operación más de mero maquillaje para aparentar que se hace algo pero sin dar soluciones efectivas al problema, que además se agravará porque el canje conllevará una

indignación añadida para los afectados, que habrán sido víctimas de un doble engaño: en la comercialización y ahora, haciéndoles partícipes de una contribución al saneamiento de las mismas

entidades que les han engañado", ha criticado el diputado andaluz.

Por todo ello, los socialistas estudiarán el detalle del decreto ley y, cuando llegue al Congreso para su convalidación, solicitarán que se tramite como proyecto de ley con el objetivo de intentar introducir cambios.