El PSOE rechaza la “contrarreforma” de Gallardón, “el mayor retroceso en derechos y libertades de nuestra historia democrática”

Carmen Montón pone de manifiesto las discrepancias que en el seno del propio Partido Popular suscita esta reforma.

La portavoz de Igualdad del Grupo Parlamentario Socialista, Carmen Montón, ha defendido este martes en el Pleno del Congreso, una moción sobre la reforma de la Ley del Aborto que prepara el Gobierno, en la que los socialistas rechazan la “anunciada contrarreforma de Gallardón” a la vigente legislación sobre salud sexual y reproductiva y sobre el ejercicio libre y responsable de la interrupción voluntaria del embarazo.

En su intervención, Carmen Montón, ha exigido al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que “pida disculpas” por haber afirmado hoy que el aborto tiene algo que ver con ETA. “Las mujeres no somos terroristas, las mujeres no somos asesinas” -le ha replicado desde la tribuna del Congreso- “no nos tome el pelo excusándose en que no le hemos entendido bien. Rectifique y si no que lo quiten porque queda deslegitimado como ministro del Interior. Exijo a Rajoy que lo desautorice, si no, será cómplice”.

Asimismo, la portavoz socialista ha puesto de manifiesto las discrepancias que en el seno del propio Partido Popular ha suscitado esta reforma y que ayer explicitó el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario, Rafael Hernando, quien calificó la propuesta de Gallardón como “una opinión personal”. “¿Están todos y cada uno de ustedes de acuerdo?” les ha preguntado a los diputados y diputadas populares.

Montón ha reclamado al Gobierno que “no imponga el mayor retroceso en derechos y libertades de nuestra historia democrática” y ha defendido la actual ley, una ley de plazos combinada con indicaciones, similar a la práctica totalidad de leyes europeas, basada en las recomendaciones de organismos internacionales, que respeta rigurosamente la jurisprudencia constitucional, está avalada por el Consejo de Estado y fue aprobada con amplio consenso político y social, que reconoce los derechos sexuales y reproductivos, da seguridad jurídica a las mujeres y a los profesionales sanitarios, proporciona garantías y equidad sanitaria, incide en la prevención de los embarazos no deseados y otorga la debida protección prenatal.

“En los tres años que lleva en vigor no se ha producido ningún desajuste, no se ha hecho un uso abusivo de la ley, no ha saltado ninguna alarma. ¿Qué razones objetivas llevan a este Gobierno a eliminar la ley, más allá de imponer su moral limitando la libertad de las mujeres?”, ha cuestionado Montón. “Las mujeres en nuestro país se quedan sin alternativas ante un embarazo no deseado. Se les empuja al aborto clandestino o inseguro”, denunció.

La portavoz socialista considera que “el Gobierno ha cedido ante el chantaje de los obispos y quiere imponer su moral religiosa, para limitar la libertad y vulnerar el derecho de las mujeres a su libre maternidad”. “Planean un retroceso más allá de la legislación de los años ochenta. Con un retorno al código penal del aborto como delito con pena de cárcel, eliminando el sistema de plazos y también las indicaciones de peligro de la madre y de malformación”, ha denunciado. “¿Acaso lo que planean es una abolición encubierta del aborto en España?”, se preguntó.