El PSOE rechaza la reforma laboral, que juzga "inútil para crear empleo, ineficaz frente a la crisis, e injusta para los trabajadores"

Los socialistas subrayan que el objetivo de la reforma es "facilitar y abaratar el despido" y aprecian elementos de inconstitucionalidad en la Ley

Madrid, 24 de mayo de 2012.- La portavoz de Empleo del Grupo Parlamentario Socialista, Concha Gutiérrez, ha mostrado el “rechazo total” del PSOE al proyecto de ley de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, que se ha aprobado hoy en la comisión de Empleo y Seguridad Social del Congreso, con el único apoyo de PP y CiU y el voto en contra del resto de grupo parlamentarios.

“El Gobierno ha aprobado una reforma laboral inútil para crear empleo, injusta porque hace recaer todo el peso del ajuste sobre los trabajadores, e ineficaz porque ahonda en la crisis económica en lugar de ayudar a salir de ella” ha afirmado la portavoz socialista, quien ha puesto de manifiesto que la reforma tampoco ha servido para generar confianza en los mercados, puesto que “la prima de riesgo no ha hecho más que subir” desde su aprobación.

“La reforma laboral ha provocado el rechazo de la mayoría de los ciudadanos, que ven un futuro más negro, contribuye a la grave situación de contracción de la demanda y está ahondando en la recesión económica”, ha continuado Concha Gutiérrez, para quien se trata “únicamente de un mecanismo de destrucción de empleo, que en lugar de cortar la sangría del paro está provocando una gran hemorragia”.

En su opinión, el objetivo esencial de la reforma laboral es facilitar y abaratar el despido. “Hoy es mucho más fácil destruir empleo en España, y el coste del despido improcedente es un 43% más barato”, ha afirmado. Con la nueva regulación de las causas económicas objetivas –ha explicado- se reconduce la mayor parte de los despidos a despidos colectivos y objetivos, con 20 días de indemnización por año trabajado. “El despido escapa a cualquier control sindical, administrativo y judicial. Ahora la bajada de ingresos o ventas, en cualquier porcentaje y por cualquier causa, habilita para el despido de forma automática”, ha subrayado la portavoz.

Los socialistas aprecian elementos de inconstitucionalidad en la Ley, como la nueva tipología de contrato que permite el despido sin causa durante el primer año –lo que choca frontalmente con articulo 35 de la Constitución- o la desaparición del control judicial, que vulnera el derecho a la tutela efectiva consagrado en el artículo 24 de la Constitución.

Impacto negativo sobre la economía

Por su parte, Jesús Caldera, -otro de los ponentes socialistas de la Ley- ha señalado que la reforma “es inadecuada” y que “no va a conseguir ninguno de sus objetivos: “no ayuda a crear empleo ni a mejorar la competitividad de la economía”. “Esta reforma va a suponer una caída adicional del PIB, una caída de los salarios, una caída de la recaudación de los ingresos del Estado y un aumento del gasto en desempleo”, ha augurado.

Entre otras cuestiones, ha criticado el contrato para emprendedores que moviliza recursos públicos "pero sin nada a cambio", puesto que la empresa que lo recibe puede estar destruyendo empleo mientras cobra por contratar a un trabajador sin ofrecer garantía de estabilidad. Asimismo, ha reprochado al PP que no acepte la propuesta socialista –incluida en sus enmiendas- de un “pacto sobre el empleo” que “una a las fuerzas políticas, a las organizaciones patronales y sindicales y al Gobierno para salir de esta situación, sin aumentar las desigualdades y con instrumentos que mejoren nuestro modelo productivo”.

Respecto a las intervenciones del resto de ponentes socialistas de la Ley, Patr...