El PSOE rechaza la subida del IVA a los productos sanitarios y exige a Montoro que el 100% de lo recaudado sea destinado a sanidad

María José Sánchez Rubio califica esta medida de “nuevo mazazo para la sanidad pública y el bolsillo de los españoles” y exige al ministro Montoro que “dote a las CCAA de los sobrecostes que acarree”

La secretaria de Sanidad del PSOE, María José Sánchez Rubio, ha rechazado la subida del IVA a los productos sanitarios que acaba de entrar en vigor alegando que “dificulta el acceso de los ciudadanos a dichos artículos y asfixia aún más a las CCAA”, por lo que ha exigido al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que “el 100% de lo que se recaude con esta medida sea destinado íntegramente a sanidad y repercuta directamente, desde el punto de vista presupuestario, en los sistemas sanitarios de las Comunidades Autónomas, que en los últimos años han tenido que hacer frente a innumerables recortes del ejecutivo central”.

La dirigente socialista se ha mostrado en contra de la decisión del Gobierno de elevar el IVA de los productos sanitarios del 10% actual al 21%, y ha explicado que esta medida constituye un “nuevo mazazo para la Sanidad Pública y el bolsillo de los españoles y españolas”.

Este aumento responde al cumplimiento de una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, por lo que Sánchez Rubio ha instado al ministro de Sanidad, Políticas Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, a que defienda en Bruselas el IVA reducido y evite “una nueva barrera para el acceso de los ciudadanos a estos productos, así como las consecuencias en los sistemas públicos de salud que tendrán que hacer frente a este nuevo gravamen”.

Para Sánchez Rubio “es indiscutible que el ministerio debe dotar a las Comunidades Autónomas de los sobrecostes que acarree el aumento de este impuesto indirecto”.

Además, la secretaria de Sanidad ha asegurado que “este aumento del tributo no tiene justificación y el Gobierno de Rajoy debe buscar soluciones inmediatas para evitar que la ciudadanía tenga que hacer frente a una nueva subida en los productos sanitarios”, advirtiendo de que “hay familias que no pueden soportar más copagos y aumentos en productos básicos”.

La norma afecta a “sustancias medicinales susceptibles de ser utilizadas habitual e idóneamente en su obtención y los productos sanitarios, material, equipos o instrumental que, objetivamente considerados, solamente puedan utilizarse para prevenir, diagnosticar, tratar, aliviar o curar enfermedades o dolencias del hombre o de los animales”, por lo que “pasan a tributar del 10% al 21% los equipos médicos, aparatos, productos sanitarios y demás instrumental, de uso médico y hospitalario; y del 4% al 21% las sustancias medicinales y los principios activos de los medicamentos para uso humano, así como los productos intermedios para la fabricación de dichos medicamentos. Asimismo,  incrementan su tributación del 10% al 21% las sustancias medicinales y los principios activos utilizados en la elaboración de medicamentos de uso  veterinario, así como los equipos médicos, aparatos y demás instrumental usado con fines veterinarios”, ha explicado.