El PSOE reclama que Empleo deje de perseguir a trabajadores en paro y empiece a perseguir a los explotadores

Rafael Simancas y Luz Rodríguez piden al Gobierno que elabore un plan contra la explotación laboral de los trabajadores

El Grupo Parlamentario Socialista ha registrado una proposición no de ley relativa a la puesta en práctica de un plan contra la explotación laboral. En este sentido, Luz Rodríguez, secretaria de Empleo del PSOE, ha pedido al Ministerio de Empleo que “deje de perseguir a los trabajadores que se encuentran en paro y empiece a perseguir a los explotadores y controlar las horas ilegales que se hacen en nuestro país”, mientras que Rafael Simancas, portavoz de Empleo del Grupo Socialista, ha urgido a “los inspectores de trabajo a dedicarse a lo que se tienen que dedicar, no a perseguir a los parados que cobran la prestación, sino a vigilar, controlar, perseguir o sancionar; a las empresas que firman contratos a tiempo parcial y que en realidad encubren contratos a tiempo completo”.

La secretaria de Empleo del PSOE se ha referido a un estudio que afirma que cada semana se hacen más de 10 millones de horas de trabajo ilegales. “Si convirtiéramos esa cifra en puestos de trabajo podrían crearse casi 300.000 puestos de trabajo”. En su opinión, hacer estas horas ilegales es malo para los trabajadores “porque más del 55% de las horas extraordinarias que se hacen no se cobran”, ha asegurado. “Que los trabajadores hagan horas extraordinarias ilegales es malo, también, para la Seguridad Social, que está perdiendo más de 2.400 millones de euros de recaudación por esas horas ilegales, que no se cotizan, y es malo, además, para la ciudadanía, toda vez que con ellas podrían crearse más de 300.000 puestos de trabajo”.

Por ello, ha destacado Rodríguez que con el plan contra la explotación laboral cada vez que la inspección de trabajo detecte a una empresa que hace horas extraordinarias ilegales tiene que sancionarla por cada trabajador que las haga. “Eso haría a los explotadores que se lo pensaran antes de realizar horas extraordinarias ilegales”.

Además, ha señalado la necesidad de que se reforme el contrato a tiempo parcial “porque está encubriendo contratos de trabajo a tiempo completo, que no se declaran como tiempo completo, que no se pagan como tiempo completo y que no se cotizan como tiempo completo”.

Por su parte, Rafael Simancas ha explicado, como prioridad del Grupo Socialista, la denuncia de la explotación laboral que está favoreciendo la reforma laboral del PP, que no sólo posibilita, sino que estimula y multiplica “la explotación laboral mediante el uso fraudulento de la contratación a tiempo parcial. Y este asunto hay que denunciarlo alto y claro”.