El PSOE reclama una lucha global contra la explotación sexual y la trata de personas

La secretaria de Igualdad incide en el compromiso socialista para eliminar la prostitución "y cambiar el modelo social de dominación y de desigualdad real que la hace posible"

La trata de personas y la prostitución son “formas de esclavitud en pleno siglo XXI”. Así lo consideran la Secretaria Federal de Igualdad del PSOE, Purificación Causapié, y la Secretaria Federal de Inmigración, Marisol Pérez, que hoy, 23 de septiembre, con motivo del día contra la explotación sexual y la trata de personas, reclaman “perseguir la explotación sexual con una estrategia clara de tolerancia cero”, tal y como ya acordó su partido en una resolución en su 38 Congreso Federal.

“Los hombres y las mujeres socialistas aspiramos a una sociedad sin explotación sexual y estamos comprometidos a trabajar para eliminar la prostitución y cambiar el modelo social de dominación y de desigualdad real, entre hombres y mujeres, que la hace posible”, asegura Causapié, que ha recordado que desde el Partido Socialista “estamos elaborando e impulsando propuestas en este sentido y estamos convencidos de que hay que incidir en reducir la demanda, y concienciarnos todos de que la compra de servicios de prostitución contribuye al establecimiento, en nuestro país, de mafias que se lucran de mujeres a las que han secuestrado sus derechos”.

Por su parte, Marisol Pérez, recuerda también que toda trata de personas, “sea para la explotación sexual, sea para explotación laboral, es un fenómeno global que requiere un acuerdo y planteamiento comunes a todas o la amplia mayoría de las naciones, y medidas específicas para cada país”. La OIT -señala Pérez- ha denunciado recientemente que la trata afecta a más de 20 millones de personas: “mujeres y niños se ven obligados a viajar por todo el mundo a fin de ganar el oro para otros: ellos son víctimas de la trata de los seres humanos”. La mayoría de estas personas perseguían un sueño: ganar dinero y poder ayudar a sus familias.

La ONU, explica la responsable de Inmigración en el PSOE, estima que dos tercios de las víctimas de trata son mujeres, y el 79% lo son para su explotación sexual. Este negocio se encuentra entre los tres más rentables del mundo: sólo la trata mueve más de 32.000 millones de dólares al año porque, en muchos casos, cuenta con complicidades oficiales y la indiferencia de la sociedad.

Las dos dirigentes recuerdan que los últimos esfuerzos de los Gobiernos socialistas: el Plan Integral de lucha contra la Trata de Seres Humanos, el Protocolo Marco de Protección Marco de Protección de las Víctimas de Trata, la reforma del Código Penal y el Reglamento de Extranjería (RD 557/2011), aprobados por los últimos Gobiernos socialistas, han mejorado sustancialmente los instrumentos de lucha contra la trata de personas, en España, y abierto las vías necesarias de cooperación con otros países, en los que las mafias y las redes internacionales también operan.

No obstante, ante esta realidad inhumana y devastadora, no caben medias tintas: “tenemos que luchar para erradicar la trata de personas y la prostitución. Sus raíces son profundas y el eliminarlas un asunto complejo pero es la única vía”, concluyen.

 

En el documento adjunto puede leer el manifiesto