El PSOE reconoce el respaldo jurídico del CGPJ a la nueva Ley de Salud Sexual y Reproductiva

Cabezón valora positivamente el análisis “crítico pero constructivo del CGPJ, fuera de posturas ideologizadas, que permitirá mejorar el texto de la ley"

El PSOE ha mostrado este miércoles su satisfacción por el informe aprobado por la Comisión de Estudios del CGPJ, un documento que considera “plenamente constitucional” el sistema de plazos propuesto en la ley y asegura que “cualquier mujer puede decidir por si misma sobre el aborto”. Según Soledad Cabezón- con su informe el Poder Judicial “refuerza la constitucionalidad del anteproyecto aprobado por el gobierno, al considerar que se ha hecho un trabajo riguroso, de acuerdo a sus competencias y acorde a las legislaciones que desde hace años tienen los países europeos”.

 

La responsable socialista de Igualdad ha tildado el análisis del CGPJ de “crítico al tiempo que constructivo, fuera de posturas ideologizadas, lo que permitirá mejorar aún más el texto de la ley”. Según Cabezón- “es intención del Gobierno y del PSOE hacer la mejor ley posible, con el objetivo de aumentar la seguridad para las mujeres y los profesionales de la Sanidad y garantizar los derechos fundamentales en el ejercicio de la salud sexual y reproductiva”. Recuerda la ejecutiva socialista que esta nueva ley es quizás “una de las que está contando con mayor participación de entre todos los procesos legislativos llevados a cabo en los últimos años”, tras una labor del Gobierno “exhaustiva, rigurosa y respetuosa con todos los estamentos interesados”

 

Aunque en su escrito, el CGPJ reconoce que debe ser la mujer de entre 16 y 18 años quien decida, para la responsable socialista “no queda claro que esté justificada la recomendación de informar a los padres si se tiene en cuenta el tratamiento que se da a mujeres menores en caso de otras prestaciones sanitarias”, a no ser “que se le de una justificación desde la moral y no desde el punto de vista jurídico”. Además –añade Cabezón- “no dejaría de ser incongruente con el Código Civil que reconoce las relaciones sexuales “desde la intimidad” a partir de los 13 años y sin necesidad de consultar a los padres”. A juicio de la responsable de igualdad, “esta ley debe ser realista, sin dejar resquicios a la clandestinidad y garantizando el derecho a la intimidad y la dignidad de las jóvenes”. En cualquier caso –termina Cabezón- “el Gobierno debe seguir trabajando para presentar la mejor ley posible y conseguir el máximo consenso en el trámite parlamentario”.