El PSOE recuerda la responsabilidad política de Camps y que el caso de los trajes es solo la punta del iceberg de la enorme trama de corrucpión que es Gürtel

El PSOE respeta la sentencia del llamado "caso de los trajes"

La portavoz del Hacienda del Grupo Parlamentario Socialista y diputada por Valencia, Inmaculada Rodríguez Piñero, ha expresado su “respeto” por la decisión del jurado popular que ha declarado ‘no culpable’ a Francisco Camps. Sin embargo, la portavoz socialista ha recordado la “responsabilidad política” del ex presidente valenciano y ha afirmado que este caso no es más que “la punta del iceberg” del entramado de corrupción Gürtel y de la supuesta financiación irregular del PP valenciano.

En declaraciones realizadas esta noche en el Congreso de los Diputados, Rodríguez Piñero ha diferenciado entre “responsabilidades políticas y responsabilidades penales”. Y, desde el punto de vista político, “mantenemos el criterio de que el ex presidente Camps ha sido responsable de que Valencia se haya convertido en el centro de las noticias por los escándalos de corrupción, por la mala gestión, por el despilfarro y por las obras faraónicas”.

La diputada socialista ha señalado que este proceso “no es más que la punta del iceberg del entramado de corrupción que es Gürtel, donde se está investigando, entre otras muchas cosas, la supuesta financiación irregular del Partido Popular de la Comunidad Valenciana y otros casos en los que se ha malversado y despilfarrado millones de euros de todos los ciudadanos”. La portavoz socialista recordó que la Generalitat Valenciana está al borde de la quiebra, tal y como ha reconocido el propio presidente, Alberto Fabra, debido a la gestión de Camps.

La portavoz socialista instó al PP a no celebrar el fallo como si de una victoria se tratara, puesto que todos los españoles han escuchado las vergonzosas conversaciones entre el Bigotes, Camps y otros imputados en las que se intercambiaban piropos, favores y promesas de todo tipo. “Creemos que el PP no debería echar las campanas al vuelo porque durante el proceso se ha podido escuchar las conversaciones grabadas entre uno de los cabecillas de la trama, Álvaro Pérez, el Bigotes, y el ex presidente Camps, en las que se demostraba la "camaradería" y el "compadreo" que existía entre ellos” concluyó.