El PSOE recuerda que han pasado cuatro días y Cospedal ni ha presentado pruebas, ni ha dimitido

"Por un mínimo de sentido común y de decencia democrática debería formalizar su denuncia en los tribunales o bien asumir responsabilidades y dejar la vida política", subraya Elena Valenciano

La Ejecutiva Federal del PSOE, a través de Elena Valenciano, responsable de Política Internacional, ha recordado este lunes que han transcurrido cuatro días desde que María Dolores de Cospedal, Secretaria General del PP, efectuara sus gravísimas acusaciones sobre espionaje a cargos de su partido, “sin que haya presentado pruebas, ni dimitido”.

Valenciano recuerda que Cospedal, “por un mínimo de sentido común y de decencia democrática debería formalizar su denuncia en los tribunales o bien asumir responsabilidades y dejar la vida política”.

La dirigente socialista vuelve a denunciar que el PP “opta por ensuciar la vida política y acusar a los demás difundiendo calumnias, en lugar de dar explicaciones sobre las vinculaciones de algunos de sus dirigentes con los cabecillas de la trama corrupta que le pagaba los trajes a Camps”.

RESPUESTA A ARENAS

Por otra parte, Valenciano animó a Javier Arenas a acudir a los tribunales “a los que su compañera De Cospedal todavía no ha ido”, con las pruebas correspondientes que sustenten la denuncia sobre supuesto espionaje ilegal que “De Cospedal aún no ha presentado”.

En respuesta a las declaraciones de Arenas –que hoy respaldó las acusaciones de De Cospedal-, Valenciano subrayó que el PP “sigue sin presentar denuncias fundamentadas en pruebas”, por lo que lamentó que la formación conservadora “no pare de levantar cortinas de humo para ocultar sus relaciones con la trama Gürtel”.

Valenciano denuncia que al PP “se le ve el plumero”. “La ciudadanía sabe perfectamente que lo único que pretende el PP es esparcir tinta, como los calamares, con tal de no hablar de una corrupción que empieza a llegarle a las orejas”, añade.

La dirigente socialista expresó el “hartazgo” del PSOE ante un PP “que no da nunca explicaciones y que no para de exigírselas a los demás”. Así, la política socialista cree que el PP debe aclarar “si está del lado del Estado de Derecho o si va a seguir subido a la barricada, sembrando dudas sobre el comportamiento de los jueces, la polícía, la fiscalía, los medios de comunicación, el Gobierno o el PSOE”.

La responsable de Internacional advierte de que “no es casual que cada vez que se conoce un nuevo caso de presunta corrupción que les afecta, el PP suba un peldaño más en sus gravísimas acusaciones, no dudando en afear incluso la conducta de los policías que persiguen a presuntos delincuentes, pero sin aclarar nada sobre sus amiguitos del alma de la trama Gürtel”.