El PSOE recurre ante el Tribunal Constitucional la Ley que suprimió el servicio público de Canal Nou por ser "un atropello democrático" contra los derechos de los valencianos

A la presentación del recurso han asistido la portavoz socialista, Soraya Rodríguez, junto a una representación de los parlamentarios y parlamentarias valencianos encabezada por el secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, los diputados Federico Buyolo, Cipriá Ciscar y Patricia Blanquer

El Grupo Parlamentario Socialista ha presentado hoy, recurso de inconstitucionalidad contra la Ley que suprimió el servicio público de Canal Nou, por considerarla “un atropello democrático” contra los derechos de los valencianos.

A la presentación del recurso ha acudido la portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, junto a una representación de los parlamentarios y parlamentarias valencianos encabezada por el secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, los diputados Federico Buyolo, Cipriá Ciscar y Patricia Blanquer.

“Cumpliendo un compromiso”.

En declaraciones a los medios de comunicación, a la salida del Tribunal Constitucional, la portavoz socialista ha asegurado que con este recurso los socialistas “cumplen un compromiso” anunciado por Ximo Puig, cuando el Grupo Socialista recurrió el Decreto Ley 5/2013, de 7 de noviembre, por el que el gobierno de la Generalitat Valenciana “tomaba el control de la televisión valenciana de forma ilegal”.

La portavoz socialista ha explicado que la ley recurrida ahora “vulnera los artículos 9 y 20 de la Constitución española y la seguridad jurídica necesaria en un Estado de Derecho porque el cierre de Canal Nou se ha hecho a través de una Proposición de Ley del Parlamento tramitada como proyecto de urgencia”. Una forma “extravagante” de cerrar un medio de comunicación –ha señalado- que “vulnera el principio de seguridad jurídica y la participación de los representantes de los ciudadanos y hurta al Parlamento Valenciano y a los grupos de la oposición, la posibilidad de participar en el trámite parlamentario”.

Además, Soraya Rodríguez ha puesto de manifiesto que también “se está hurtando el derecho de los ciudadanos y ciudadanas valencianas a recibir información, a tener acceso a esta información en su propia lengua”, tal como reconoce la Carta Magna.

Además, ha subrayado que también resultan afectados los derechos a la tutela judicial efectiva de todos los trabajadores de la Radio Televisión Valenciana (RTVV), que recurrieron ante los tribunales para la anulación del cierre y de sus despidos y a los que la justicia les dio la razón. “Para no cumplir esta sentencia, la Generalitat Valenciana ha actuado de forma ilegal cerrando el ente público para no readmitir a los trabajadores”, señaló.

“Atropello a la dignidad de los valencianos”

Por su parte, Ximo Puig ha resaltado que “el cierre de Canal Nou fue un atropello democrático, cultural, a los derechos fundamentales de los valencianos y valencianas como el derecho a la libertad de expresión, a la información, los derechos de los trabajadores que presentaron un recurso que ganaron y que el PP no acató y el derecho firmado por España de defensa de las lenguas minoritarias”.

En este sentido, Puig ha recordado que la Comunidad Valenciana tiene más de cinco millones de habitantes –como Finlandia- y por tanto, “es un ataque directo a nuestra cultura, a nuestra forma de entender la vida” Además, ha subrayado que “se hizo todo con nocturnidad y alevosía, sin atender ningún criterio de parlamentarismo democrático, y al mismo tiempo, sin ninguna motivación de carácter económico”. Así, ha señalado que “hasta el momento se han gastado 20 millones de euros en nóminas para unos trabajadores a los que no les dejan trabajar”.

Por último, Ximo Puig ha subrayado que el presidente Fabra decidió el cierre “cuando vio que la R...