El PSOE registra sus primeras iniciativas parlamentarias, entre ellas una Comisión de Investigación sobre el caso Fernández Díaz

Meritxell Batet señala que “con los 179 votos de ayer, Rajoy tiene muchas posibilidades ser el próximo presidente del gobierno” y que “el PP debe estar hablando con aquellos partidos políticos que considera más cercanos ideológicamente”.

El Grupo Parlamentario Socialista ha registrado hoy en el Congreso sus primeras iniciativas parlamentarias en esta Legislatura, que –según ha explicado al secretaria general adjunta del Grupo Parlamentario, Meritxell Batet- constituyen “las prioridades esenciales para el PSOE, propuestas sociales, de recuperación de derechos y libertades y de mejora de nuestra democracia”.

 

Se trata de 15 iniciativas legislativas y de impulso a la acción del gobierno, además de dos solicitudes de comparecencia, y la propuesta de creación de una Comisión de Investigación.

 

Entre las propuestas registradas, Batet ha destacado la subida del salario mínimo interprofesional, la aprobación de un ingreso mínimo vital, derogar la Reforma Laboral, derogar y paralizar la LOMCE, un pacto de Estado contra la violencia de género, impulsar una Ley para combatir la pobreza energética, así como la derogación de la Ley mordaza y de la Reforma Local.

 

Además, los socialistas han solicitado las comparecencias de los ministros de Hacienda, Cristóbal Montoro, y Economía, Luis De Guindos, para que expliquen, respectivamente, el cierre presupuestario de 2016 y el procedimiento sancionador abierto por la UE contra España por incumplimiento del déficit.

 

Finalmente, el PSOE reclama la creación de una Comisión de Investigación sobre la utilización partidista en el Ministerio del Interior, bajo mandato de Jorge Fernández Díaz, de los recursos, medios y efectivos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado con fines políticos. “Estamos ante un caso gravísimo de uso partidista de estructuras del Estado en beneficio de un partido político”, ha denunciado Meritxell Batet. “Se han creado estructuras policiales para que actúen como una policía política para tapar escándalos del Partido Popular e investigar a sus rivales políticos, desde representantes del PSOE a miembros de partidos nacionalistas e independentistas. Estamos ante un claro caso de abuso de poder y de uso partidista de instituciones públicas del Estado por parte del PP”

 

“Preconstituir pruebas, elaborar dossieres, filtrar informaciones o influir en la fiscalía y en los tribunales son algunas de las acciones que se han conocido a través de grabaciones que a todos nos han alarmado o declaraciones ante los tribunales”, ha añadido la diputada socialista, para quien “Fernández Díaz no debería ser ministro del Interior en funciones, tendría que haber dimitido por decencia o haber sido cesado de manera fulminante por Mariano Rajoy”.

 

“Rajoy tiene muchas posibilidades ser próximo presidente gobierno”

 

En declaraciones a los medios de comunicación tras el registro de las iniciativas mencionadas, Meritxell Batet ha señalado que “ayer se puso de manifiesto que hay una mayoría parlamentaria para formar gobierno y sacar adelante iniciativas legislativas”, ya que “se aprobó con holgura” la Mesa del Congreso. “Entiendo que el PP debe estar hablando con aquellos partidos políticos que considera más cercanos ideológicamente y con los que cree que puede alcanzar acuerdos programáticos y de políticas públicas, entre ellos la aprobación de los PGE”.

 

Batet ha destacó que, con los 179 votos que apoyaron ayer a los vicepresidentes del Congreso pactados por PP y Ciudadanos, “Rajoy tiene muchas posibilidades ser el próximo presidente del gobierno”.

 

La diputada socialista “respeta cualquier alianza que se pueda producir con cualquier fuerza política”, y considera “natural que fuerzas conservadora que comparten programáticamente gran parte de las políticas y propuestas se puedan poner de acuerdo no solo en la constitución de la Mesa sino también en la Investidura y en la aprobación de proyectos de ley. En este sentido, ha recordado que “en la legislatura con mayoría absoluta del PP, Convergencia i Unió apoyó el 50% de las leyes del PP, entre ellas, la reforma laboral, la  amnistía fiscal o la ley de estabilidad presupuestaria, entre muchas otras”. Y se ha preguntado por qué las fuerzas nacionalistas no pueden explicar con transparencia y naturalidad su apoyo de ayer al PP, “para qué y a cambio de qué”.

 

Por otro lado, Batet ha reclamado a la nueva presidenta del Congreso, Ana Pastor, que –al igual que hizo su predecesor Patxi López en la pasada legislatura- “ponga en marcha lo más rápidamente posible el Parlamento, activando la constitución de las Comisiones e impulsando el trabajo de los diputados, para que se puedan debatir iniciativas”.

 

“De la nueva presidenta del Congreso, elegida ayer, esperamos que trabaje y que vele para y por todos los grupos parlamentarios, que ejerza su cargo de manera institucional y no partidista y sobre todo que defienda los intereses generales y la plenitud de facultades de la Cámara”, entre ellas, la función de control al Gobierno, “a pesar de tener malos antecedentes porque como ministra de Fomento se negó a comparecer en esta Cámara”.

 

Pacto de Estado contra la violencia de género

 

Batet ha comenzado su intervención expresando la “condena más absoluta” al nuevo asesinato de violencia de género que se ha producido esta mañana en Castellón, y con el que se contabilizan ya 32 mujeres asesinadas en este año y más de 16 huérfanos menores.

 

“Son datos alarmantes que nos incumben a todos como sociedad y muestran que es más necesario que nunca que se produzca un pacto de Estado contra la violencia de género, un pacto de todas las fuerzas políticas para impulsar todas aquellas acciones necesarias para evitar y desterrar de manera definitiva esta lacra social. Solo así conseguiremos tener una sociedad más digna y más decente”, afirmó.