El PSOE reivindica el valor de la danza en la cultura

El responsable de cultura del PSOE, Ibán García del Blanco,  ha señalado que desde “el PSOE vamos a impulsar con medidas en el programa electoral, un plan de danza, con especial atención a la internacionalización del sector y  a la creación de nuevos públicos y recuperando su presencia en  el ámbito educativo. La danza tiene ser más accesible a los jóvenes y niños y ser reconocida como un aprendizaje artístico y una actividad de extrema utilidad”.

El responsable de cultura ha señalado también  que en la propuesta socialista de creación de un Estatuto de las Profesiones Artísticas y de la Creación en el que “habrá medidas específicas y de reconocimiento a  las problemáticas muy particulares a la actividad de los bailarines y las bailarinas dada la especificidad de su vida profesional, las peculiaridades de sus enfermedades y lesiones ligadas a la actividad artística y un programa adaptado para su reciclaje y formación continua en  profesiones asociadas a la danza”.

Ibán García del Blanco considera que  debe haber además “una serie de medidas vinculadas a asegurar la efectiva igualdad de género  para las bailarinas, con situaciones muy  concretas y  que deben ser atendidas desde un proceso de diálogo y diagnóstico con el propio sector”.

El responsable socialista  ha señalado hoy, en el Día Internacional de la Danza, “la importancia que debería tener la danza en el acervo y la actividad cultura española”. Para el responsable socialista, “la danza ha sufrido  al igual que el resto de sectores culturales y artes escénicas, el impacto de la crisis  pero también ha padecido una enorme desatención por parte de los poderes públicos”.

Ha recordado que desde 2008 el número de funciones de danza “ha caído un 49,4% en España  y la asistencia se ha reducido en un 41,4% y como consecuencia la recaudación ha bajado un 50%”.

El responsable de cultura del PSOE ha indicado que es bueno reivindicar un papel más activo para la danza en España puesto que  “atesoramos el enorme privilegio  de tener una  excelente escuela en las diferentes disciplinas y estilos. El prestigio nacional e internacional del que gozan nuestros artistas es muy superior al de la ambición y objetivos que las políticas públicas han mostrado y demuestran”.

“España es un país de bailarines y bailarinas, de grandes coreógrafos”, ha afirmado el responsable socialista, ya que nuestro país “goza de las bases de unas escuelas  que deberían ser motor  de atracción de talento del mundo entero. Es importante decir que España es un país de danza y que es bueno que  haya un mayor interés por socializar e impulsar estas disciplinas”.