El PSOE relaciona el descenso de llamadas al 016 con la disminución de los recursos públicos para combatir la violencia de género

Causapié pide al Gobierno que reponga el 27% que ha eliminado en los PGE 2013 para combatir la violencia de género

La Secretaria de Igualdad, Purificación Causapié, ha denunciado que los recortes del Gobierno central y los autonómicos “están dejando desprotegidas a las mujeres que sufren violencia de género”. En este sentido, Causapié ha relacionado la importante disminución de las llamadas al número 016, el descenso de mujeres que cuentan con el servicio telefónico para protegerse, con la falta de impulso del Gobierno en la lucha contra la violencia de género. Es la única respuesta que pueden dar las mujeres ante la reducción de los recursos de sensibilización, información y de apoyo jurídico.

Causapié ha recordado que desde el Partido Socialista se viene denunciando la disminución de partidas para proteger a las mujeres tanto en los PGE como en los presupuestos de Comunidades Autónomas gobernadas por el PP. “Cuando se reduce presupuesto para eliminar la violencia de género, se envía un mensaje claro de falta de apoyo y de compromiso con las mujeres, que ven cómo, ante una decisión tan difícil para ellas, que en muchos casos pone en riesgo su integridad, el Gobierno se desentiende”, asegura.

Por ello, la dirigente socialista ha reclamado al Gobierno que “reponga ese 27% del presupuesto para combatir la violencia de género que eliminó en los presupuestos del 2012 y ahora del 2013, antes de que se aprueben definitivamente los PGE para el año 2013”.

Finalmente, ha instado a la Ministra Ana Mato a promover campañas de sensibilización y desarrollar un acuerdo con las CC.AA para que mantengan los servicios de información, asesoramiento y apoyo a las mujeres, así como Centros, Casas de Acogida, recursos para la formación, el empleo y la vivienda, porque “la actitud frente a la violencia de género debe mantenerse en el tiempo para ser eficaz y salvar vidas” y “porque la lucha contra la violencia no admite recortes”.