El PSOE responderá a la "parálisis del gobierno, los efectos demoledores de la LOMCE y los recortes" con tres proposiciones de ley en materia educativa

Serán iniciativas encaminadas a evitar la segregación y exclusión del alumnado, en defensa de la competencia autonómica para equilibrar la oferta de plazas en la pública y la concertada, y restaurar el papel de los consejos escolares

31/08/2017

La secretaria ejecutiva de Educación y Universidades, Luz Martínez Seijo, anunció hoy que, “ante la situación de parálisis absoluta y de estancamiento educativo” creada por el gobierno del PP, los “efectos demoledores de la LOMCE” y de todos los “recortes” de los últimos años, “el PSOE no va a estar callado” y por eso va a presentar tres proposiciones de ley, que considera “prioritarias y esenciales para volver a tener equidad en el sistema educativo”.

Estas “medidas urgentes” que se presentarán en las próximas semanas en el Congreso de los Diputados, en los distintos parlamentos autonómicos y en el Senado, coinciden con los trabajos en el Congreso para la consecución de un Pacto Educativo, y han sido analizadas en la reunión que esta mañana han mantenido en la sede de Ferraz Luz Martínez Seijo y los consejeros de Educación de las CCAA con gobierno socialista.

La primera iniciativa estará orientada a “evitar la segregación”. Como señaló Luz Martínez Seijo “la LOMCE es una ley llena de segregación, de exclusión por capacidades, por sexos e incluso por la propia elección de la asignatura de Religión que excluye a los jóvenes de poder cursar una asignatura esencial para nosotros como es la formación cívica y en valores éticos” y, en consecuencia, el PSOE va  a plantear que “la asignatura de Valores Cívicos sea obligada para todo el alumnado, y que la asignatura alternativa de Religión deje de tener el actual valor académico y a condicionar la nota media”.

La segunda de las proposiciones de ley se articula en respuesta a la PNL presentada por el PP sobre libertad de elección de centro, y su objetivo es garantizar esa libre elección a los padres, “pero siendo siempre muy respetuosos  con las competencias que las CCAA tienen a la hora de ofertar y de equilibrar las plazas entre la educación pública y la concertada”.

Finalmente, la tercera proposición de ley se centrará en la “participación educativa” e incluirá el que “los consejos escolares vuelvan a tener esas competencias que les han sido sustraídas en la LOMCE” en favor de los directores, para en definitiva “recuperar el concepto de escuela democrática”,.

Becas como derecho subjetivo y recuperación de la inversión

Durante la rueda de prensa, la dirigente socialista ha criticado también la política del PP en materia de becas y ayudas al estudio, y ha defendido el que recuperen su sentido de “derecho subjetivo” y “no estar condicionadas exclusivamente a una nota o a un umbral económico”.

Lamentó el contenido del Real Decreto publicado este verano por el gobierno en esta materia, “en su ya habitual forma chapucera y de imposición”, al tiempo que subrayó que “con las becas no se puede jugar” y “no se puede privar a aquellas familias que verdaderamente están pasando por una situación económica complicada” de estas ayudas, “y encima elevar la nota” para recibirlas, por lo que ha reclamado “una política de becas justa y equilibrada”.

A pesar de que esa medida “en parte fue corregida en la convocatoria”, Martínez Seijo ha reclamado al Ejecutivo “que tenga mucha más seriedad ante el futuro de nuestros alumnos y alumnas”.

En cuanto a los recortes, la responsable socialista anuncia que desde el PSOE y los gobiernos autonómicos socialistas “se va a hacer lo imposible para recuperar” esas mermas en la inversión “y que la Educación vuelva a tener los recursos suficientes que merece nuestro sistema”. “Es una vergüenza que, siendo una de las economías más importantes de la UE, seamos el quinto país por la cola en inversión en gasto educativo, con el 4,1% del PIB, y que cada vez nos vayamos separando más de aquellos países admirados por sus resultados y sus sistemas educativos”.

En definitiva, “exigimos al Gobierno de la Nación que deje esa inacción, que luche por un sistema equitativo, de más igualdad de oportunidades, y que sea mucho más claro en su política educativa”.

Declaraciones de la consejera de Aragón

Por su parte, la consejera de Educación de Aragón, Mayte Pérez, que ha comparecido en esta rueda de prensa junto a la responsable federal de esta materia, ha trasladado el sentir de sus homólogos y homólogas para que el Ministerio “sea facilitador y no ponga obstáculos para mejorar el sistema educativo español”. Ello requiere, ha agregado, que el Gobierno “incorpore recursos“ y recupere programas territoriales, con el objetivo de que “se ponga al servicio de las comunidades autónomas, que somos las que conocemos realmente las dificultades” en tanto que estas competencias están transferidas, “porque así se pondrá al servicio de la ciudadanía”.

Pérez se ha hecho eco de la demanda de la comunidad educativa de que haya “un pacto” que dote de estabilidad al sistema, “pero para que haya un pacto y estabilidad tiene que haber diálogo y voluntad sincera y real de llegar a acuerdos; tiene que haber renuncias y no tiene que haber imposiciones”, le ha señalado al PP.  En este sentido, ha hecho hincapié en que las comunidades “estamos actuando de manera respetuosa y responsable con el gobierno central, participando en un clima que sea propicio para el diálogo, para la negociación y para el consenso”. Esta actitud no se ha visto correspondida por el Ministerio, ha lamentado.