El PSOE se compromete a seguir defendiendo los derechos y la protección de los consumidores en Europa

Centra sus prioridades en fortalecer la posición de los consumidores antes algunas prácticas inadecuadas en servicios básicos como telefonía, energía y productos financieros

La Secretaria de Economía y Empleo del PSOE y candidata europea, Inmaculada Rodríguez-Piñero, y la Secretaria de Política Social, Trinidad Jiménez, se han reunido esta mañana con el Presidente y la Dirección de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) para conocer de primera mano sus propuestas en el ámbito europeo, de cara a las próximas elecciones que se celebran el 25 de mayo. Posteriormente, ambas dirigentes han podido visitar las instalaciones de la OCU y conocer el funcionamiento de la organización.

Para los socialistas, la política de consumo es “un elemento importante y afirmativo de ciudadanía” y por esta razón se comprometen “a seguir defendiendo los derechos y la protección de los consumidores en Europa porque queremos una política de consumo fuerte en la Unión”, ha dicho Inmaculada Rodríguez-Piñero, “sobre todo ahora que la crisis económica ha puesto de manifiesto que los ciudadanos necesitan medidas reforzadas y urgentes de protección y amparo de sus derechos”.

La candidata europea ha situado entre las prioridades de los socialistas “fortalecer la posición de los consumidores antes algunas prácticas abusivas de las grandes compañías proveedoras de servicios básicos –como la telefonía, los servicios energéticos y los productos bancarios y financieros”. Ha recordado que la estrategia  del PSOE en este ámbito se centra en cuatro ejes: seguridad del consumidor, información y educación, derechos, y reforzar las vías de reclamación y su aplicación.

Por su parte, Jiménez ha señalado que en nuestro país “los ciudadanos se sienten, en demasiadas ocasiones, abandonados por las instituciones” y que “el Gobierno no sólo no avanza en la protección de los consumidores, sino que se muestra muchas veces insensible a sus reivindicaciones”. “Quien se ha preocupado y ha llevado al Pleno del Congreso iniciativas para reforzar los derechos de los consumidores y usuarios ha sido el PSOE –ha afirmado- porque el Gobierno se ha limitado a trasponer, obligado, una directiva europea, desaprovechando esta oportunidad para acometer reformas en profundidad para la protección de los consumidores”.

 

 

 

 

Entre las iniciativas legislativas del PSOE, Jiménez ha citado dos Proposiciones de Ley, para regular los Servicios de Atención al Cliente y para legislar las reclamaciones colectivas. “Esto último es hoy una realidad, al incluirse finalmente en la reforma del texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, lo que significa que se facilitan las reclamaciones colectivas de los consumidores ante los abusos de las grandes corporaciones (telefonía, banca, eléctricas…) como en el caso de las preferentes o  las cláusulas suelo de las hipotecas”. También ha recordado que el freno al spam, el acoso comercial con el que se bombardea a los ciudadanos con ofertas a través del teléfono y otros medios, también se ha aprobado a raíz de una propuesta del PSOE incorporada a la nueva Ley de Consumo.