El PSOE se opone a las pruebas de final de etapa y exige al Gobierno una prueba única de acceso a la Universidad para todo el Estado "semejante a la selectividad"

Reunión de consejeros de Educación socialistas y portavoces parlamentarios con miembros de la Comisión Gestora

07/11/2016

El consejero de Educación de Cantabria, Ramón Ruiz, ha trasladado hoy la oposición de los socialistas “a cualquier prueba de final de etapa” educativa y ha exigido al Gobierno que “por responsabilidad quite la prueba de Bachillerato y establezca una “prueba única de acceso a la Universidad para todo el Estado”, “semejante a la selectividad”.

En este sentido, ha exigido que esta prueba de selectividad, “que están pidiendo no solo las CC.AA. sino también los directores generales de universidades”, “conste solamente de las materias troncales de segundo de Bachillerato”, como ocurría hasta ahora. Asimismo, ha anunciado que será la postura que transmitirán mañana los representantes autonómicos mañana en la reunión de la Comisión Técnica convocada por el Ministerio sobre las evaluaciones de Bachillerato.  No solo se trata del carácter académico, sino de la propia existencia de las reválidas al final de cada  etapa.

Así lo ha asegurado en una rueda de prensa en Ferraz, tras la reunión que han mantenido los consejeros de Educación socialistas y portavoces parlamentarios con miembros de la Comisión Gestora, como el responsable de Organización y portavoz, Mario Jiménez; así como los responsables de Educación, Francisco Ocón y Política Autonómica, María Jesús Serrano.

El consejero ha mostrado la preocupación de los socialistas por el “desconcierto” que existe en la comunidad educativa ante la inmediatez de las pruebas de acceso a estudios superiores y calificó de “irresponsabilidad” del Gobierno que los alumnos “aún no sepan cómo se va a celebrar la prueba de acceso a la Universidad” dentro de muy pocos meses.

Ruiz ha anunciado también que en las próximas semanas el Grupo Parlamentario Socialista va a presentar una proposición de Ley que pide la paralización del calendario de la LOMCE.

Necesidad de paralizar aspectos segregadores de la LOMCE

Ramón Ruiz explicó, asimismo, que los consejeros y portavoces han hablado de “la necesidad de paralizar aspectos segregadores de la LOMCE, tales como que el alumnado de FP básica no tenga acceso a la titulación o que los alumnos que están en diversificación curricular tengan también una prueba diferenciada para la ESO. Queremos una titulación única para 4º de Secundaria”, subrayó.

Además, los responsables socialistas van a “exigir que progresivamente se recupere el gasto público de Educación”, concretamente la inversión correspondiente al año 2009-2010, para lo cual es preciso “que se derogue el decreto de racionalización del gasto público”.

Ruiz ha concluido mostrando la disposición de los socialistas –que ya fuimos los impulsores de un pacto por la Educación con el ministro Gabilondo- a “abrir espacios de reflexión” que nos acerquen a un posible Pacto social y político sobre la Educación, “pero exigimos previamente medidas en la LOMCE que eliminen todos los aspectos de segregación de alumnos” tanto en primaria como en secundaria.