El PSOE se reafirma en su compromiso de "derogar con carácter inmediato toda la reforma laboral del PP"

08/11/2015

En un foro celebrado hoy en Madrid y que ha contado con la intervención inicial del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, los socialistas han debatido las 3.800 enmiendas presentadas al borrador de su programa electoral, que se aprobará definitivamente el próximo fin de semana en la Conferencia de Programa de Gobierno del Partido Socialista.

La Comisión de Economía y Empleo ha aprobado por unanimidad una enmienda en la que el PSOE se reafirma en su compromiso de “derogar con carácter inmediato toda la reforma laboral del PP, que estableció un modelo de empleo precario, de bajos salarios, de despidos baratos y un sistema de relaciones laborales sin equilibrio de poder entre trabajadores y empresarios” y sustituirla por “una norma dialogada con los agentes sociales”.

Para ello, los socialistas “aprobaremos, con carácter inmediato, un decreto-ley que recupere la centralidad de la negociación colectiva, eleve el salario mínimo interprofesional, garantice los derechos de los trabajadores y combata de manera eficaz la precariedad en el empleo, que son las prioridades que hoy tienen los trabajadores de nuestro país”, explica la enmienda, y, en paralelo, “abriremos un proceso de diálogo social desde la voluntad de acuerdo con los Sindicatos y las organizaciones empresariales que culmine en la aprobación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores”, que deberá “garantizar la igualdad salarial entre mujeres y hombres y derechos laborales como la formación profesional, la igualdad en el acceso al empleo, la seguridad y salud en el trabajo o el reconocimiento de nuevos derechos como la libertad religiosa, el secreto de las comunicaciones y el derecho a la propiedad científica e intelectual de los trabajadores; incorporar la negociación y el acuerdo en los procesos de adaptación de las empresas para el mantenimiento del empleo; recuperar la causalidad y proporcionalidad del despido, incluyendo la revisión de los costes del mismo, y la razonabilidad en los despidos colectivos; garantizar que el despido sea la última medida en los procesos de reestructuración empresarial y asegurar una tutela judicial efectiva frente al despido”.

Asimismo, en la reforma constitucional que propone el PSOE se verán reflejados como derechos laborales fundamentales, entre otros, el derecho a la seguridad, salud y dignidad en el trabajo y la tutela judicial efectiva ante los despidos injustificados.

En esta misma Comisión de Economía se ha propuesto la creación de un “fondo verde para la transición energética”, que se nutrirá con parte del impuesto la CO2, y que tendrá tres líneas básicas: una social, para acompañar a las familias y colectivos vulnerables subvencionando las inversiones que garanticen el ahorro y la eficiencia energética en sus hogares, la bonificación en el transporte público y la garantía de un mínimo consumo de electricidad a precio bonificado; otra destinada a facilitar el crédito para la inversión en ahorro y eficiencia, con particular atención a las PYMES y al sector residencial, impulsando el sector de la rehabilitación en nuestro país; y una tercera, para ofrecer préstamos a bajo interés para asegurar la movilidad limpia en los sectores de la logística y las empresas del sector del transporte de personas y mercancías.

Reformas Democráticas

Por su parte, la Comisión de Reformas Democráticas ha acordado, entre otras cuestiones, establecer “un límite de dos mandatos consecutivos para ejercer la Presidencia del Gobierno”; “mejorar la proporcionalidad” del sistema electoral y “desbloquear las listas”; y “regular de manera exhaustiva los conflictos de intereses para evitar el fenómeno de puertas giratorias”, fijando un periodo de incompatibilidad de cinco años posteriores al desempeño del cargo público para quienes pretendan incorporarse ex novo a empresas del sector sobre el que hayan tenido responsabilidades de regulación o gestión.

Sanidad y Políticas Sociales

En materia  de Sanidad y Políticas Sociales, el PSOE garantizará una “sanidad universal y sostenible”, blindando este derecho fundamental y garantizando la suficiencia financiera.

Los socialistas apuestan por “aplicar la estrategia de salud en todas las políticas públicas, de modo que todos los sectores y grupos políticos y sociales contribuyan a la mejora de la salud y el bienestar de la población”. Para el PSOE “es primordial ejercer una gobernanza para la salud como nuevo modelo de gestión descentralizada y sinérgica”.

Asimismo, se ha subrayado la necesidad de desarrollar una Estrategia Nacional  que incluya la  respuesta al VIH, las Hepatitis víricas y las Infecciones de Transmisión Sexual, con medidas de prevención, diagnóstico precoz, asistencia, integración social y laboral de las personas afectadas, y lucha contra la discriminación. Para ello, se pretende recuperar la Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida, consignando en los Presupuestos Generales los recursos económicos destinados para su funcionamiento y actividad.

Por otro lado, se impulsará el desarrollo a nivel estatal y en las CCAA de la Ley 33/2011 general de Salud Pública, como herramienta de cohesión territorial, de promoción, de vigilancia de la salud, de prevención de enfermedades emergentes y de ordenación de la información en salud. Y se promoverá la creación de un Centro de control de enfermedades para dar apoyo a las políticas de salud pública, evitando así situaciones tan lamentables como la gestión que el gobierno del PP hizo en la crisis del ébola.

Los socialistas se proponen blindar el Sistema Público de Servicios Sociales como Cuarto Pilar del Estado del Bienestar, incorporando a la Constitución el derecho de los ciudadanos a acceder a los servicios sociales que proporcionen una protección adecuada a toda la ciudadanía española.

Se derogará la reforma local que ha supuesto el desmantelamiento de los servicios sociales de los ayuntamientos, se reforzará el Plan Concertado de Prestaciones Básicas de Servicios Sociales, de forma que se garanticen iguales derechos para toda la ciudadanía, y se coordinará con las CCAA la implementación de una tarjeta social que permita a los ciudadanos que se puedan identificar como usuarios y usuarias de los servicios sociales.

Igualmente se mejorará la planificación y la coordinación entre las distintas administraciones en materia de políticas sociales, ya que “en un Estado de naturaleza esencialmente federal como el nuestro, deben aprovecharse al máximo las ventajas de la gestión descentralizada, garantizando la igualdad de derechos entre españoles”.

Escuela laica

Por último, la Comisión de Sociedad del Conocimiento, ha acordado incluir en el Programa el compromiso del PSOE de promover una escuela pública laica donde no quepa la  integración, ni en el currículum ni en el horario escolar, de enseñanzas  confesionales. Para ello se llevarán a cabo las reformas del marco legal actual necesarias, así como de los acuerdos internacionales.

Los socialistas promoverán “la incorporación de la enseñanza cultural sobre el hecho religioso en términos de integración y convivencia, como parte de nuestro patrimonio cultural y para evitar, por ignorancia, los riesgos de los fundamentalismos”.

En materia de Cultura, el PSOE contempla la creación del Consejo de Cultura, como entidad de cooperación entre los creadores, las industrias culturales y las administraciones públicas.