El PSOE se suma a la satisfacción del pueblo palestino y espera que la solución de los dos Estados esté ya más cerca

Elena Valenciano insta a la UE y al Cuarteto a emplearse a fondo para que se reanuden las conversaciones entre Israel y Palestina de forma inmediata

“Ayer fue un día histórico para el pueblo palestino y para la causa de la paz. Su ingreso en Naciones Unidas como Estado observador es un hecho simbólico, pero con una enorme carga de justicia, dignidad y esperanza”, ha declarado la Vicesecretaria General del PSOE y responsable de política internacional, Elena Valenciano.

“Deseamos que esta acertada decisión sirva de revulsivo y devuelva la vida a un proceso de paz que lleva más de dos años en coma”, ha señalado Valenciano, que espera que “la solución en base a los dos Estados esté hoy un poco más cerca”, y ha insistido en el derecho tanto de Palestina como de Israel a la seguridad, a la paz y a la soberanía.

La dirigente socialista ha trasladado también las felicitaciones de su partido al Presidente Mahmud Abbas, “que no ha cedido ni a las presiones ni a las amenazas”, y ha valorado positivamente el enorme respaldo a la legítima reclamación palestina, aunque ha lamentado que la Unión Europea “no haya sido capaz de hablar con una sola voz y pronunciarse de forma unívoca en una cuestión de tanta trascendencia”. “El papel que ha jugado Europa ha demostrado que le queda mucho para convertirse en un actor de peso en la escena internacional, para asumir su responsabilidad en una cuestión tan crucial y estratégica como es el proceso de paz en Oriente Medio”.

Elena Valenciano ha instado a la UE y al Cuarteto “a emplearse a fondo” para que se reanuden las conversaciones entre Israel y Palestina de forma inmediata. “Se abre una nueva etapa en la que esperamos que ambas partes retomen lo antes posible y con grandes dosis de espíritu constructivo las negociaciones, porque del actual statu quo se benefician únicamente las posiciones extremistas”. “Solo una solución política dialogada traerá la paz, la seguridad y la prosperidad duraderas a palestinos e israelíes”, ha añadido.

Por último, ha calificado este reconocimiento de Naciones Unidas como una inversión para un futuro de paz en la región y un impulso a un proceso en punto muerto. “Este paso nos sacude en cierta manera la frustración de años y años sin ver luz al final del túnel y da la razón a quienes siempre han luchado pacíficamente por los derechos del pueblo palestino y por la paz”.