El PSOE siempre defenderá a las mujeres sea cual sea su credo y denunciará las declaraciones que atenten contra su dignidad

El Coordinador Federal del Grupo Árabe defiende que todas las acciones del Partido Socialista son un llamamiento a la convivencia y el respeto a la diversidad social, cultural y religiosa

El Partido Socialista Obrero Español defiende desde sus inicios la “diversidad como fuente de riqueza” y en pleno siglo XXI no ha alterado su lucha “por la igualdad”. Así contesta el Coordinador Federal del Grupo Árabe, Mohammed Azahaf, a las críticas que están soportando desde hace unos días los socialistas de Ceuta por parte de varios partidos de la oposición que acusan a los dirigentes del PSOE de racistas y atacar a la comunidad musulmana, por denunciar las palabras de un estudioso del Corán melillense que acusaba, desde un programa de televisión, a las mujeres que usan perfumes o zapatos de tacón de “fornicadoras”.

“El PSOE siempre defenderá a las mujeres, sea cual sea su credo, y estará a su lado denunciando todas aquellas declaraciones que atenten contra su dignidad y condenará cualquier ataque a la mujer por su forma de vestir, sea esta llevar tacones, usar el hijab o utilizar un perfume, como ocurre en este caso”, insiste Azahaf. Por lo tanto, el responsable Federal del Grupo Árabe reitera que el PSOE tiene como uno de sus objetivos prioritarios “la igualdad entre hombres y mujeres” así como “el respeto a la diversidad social, cultural y religiosa” de la sociedad española.

El Partido Socialista “es un partido de más de un siglo de historia que ha sido siempre precursor de políticas progresistas que han facilitado la convivencia, el respeto y la aconfesionalidad del Estado”, recuerda Azahaf, que ha apuntado, por ejemplo, la firma en 1992 de acuerdos con las confesiones evangélica, judía y musulmana. El PSOE defiende la “diversidad como fuente de riqueza” y muestra de ello es “la pluralidad de personas que lo conforman existiendo un número elevado de militantes, cargos orgánicos y cargos institucionales de diferentes orígenes y diferentes confesiones religiosas” y “entre ellas está la musulmana”, ha destacado.

Azahaf aprovecha esta ocasión para “desear a toda la comunidad musulmana un feliz mes del Ramadán, mes que sirve para la reflexión, el respeto mutuo y la búsqueda de puntos en común en nuestra rica sociedad diversa”.