El PSOE solicitará la comparecencia urgente del ministro del Interior en el Congreso para que explique su gestión en materia de inmigración

Para que dé cuenta de las medidas que va a tomar, tras el último intento de entrada en Melilla de 700 personas subsaharianas

La secretaria de inmigración, Eva Matarín, ha anunciado que el Grupo Parlamentario Socialista “va a solicitar la comparecencia urgente del ministro del Interior”. Tras los últimos sucesos vividos en la frontera de Melilla, con un intento hoy de entrada de 700 personas subsaharianas, la dirigente socialista sostiene que es el momento de que el ministro “nos explique qué es lo que ha motivado la nula actividad del Gobierno en estos 3 años para prevenir esta presión migratoria creciente sobre Melilla y, sobre todo, que nos explique qué es lo que está haciendo el Gobierno para corregirse a sí mismo y poner fin con la máxima celeridad a esta situación”.

         Matarín considera que “hemos llegado a una situación límite”. “Melilla no puede seguir viviendo bajo esta presión y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, cuyo trabajo reconocemos,  no pueden seguir pagando las consecuencias de la improvisación y la parálisis del Gobierno”, agrega la responsable de Inmigración, para quien la frecuencia con la que se producen los asaltos pone de manifiesto “la dejadez de tres años del gobierno en materia de inmigración”.

                        Lo que está sucediendo, ha señalado Matarín, “es la consecuencia del abandono del trabajo en inmigración por parte del Gobierno de Rajoy, que ha abandonado por completo la cooperación migratoria con los países de origen y tránsito de los flujos migratorios. Ahora estamos asistiendo  al desenlace de una lamentable desidia del Ejecutivo, que ha tirado por la borda la enorme tarea llevada a cabo en las legislaturas anteriores”.

Eva Matarín remarca que “en materia de inmigración hay que trabajar diariamente y la dejadez del gobierno durante estos tres últimos años hace que ahora, en Melilla se viva una situación de presión migratoria, a pesar de que no existe en términos globales una elevada afluencia de inmigración”, al tiempo que ha recordado que “la llegada a la valla es el último episodio de un itinerario que se inicia mucho antes. Lamentablemente el Gobierno parece desconocerlo y, tras 3 años ha cosechado un estrepitoso fracaso en inmigración. Y lo más grave es que las consecuencias la pagan los ciudadanos y ciudadanas de Melilla y las propias personas inmigrantes”.