El PSOE subraya que el apoyo a la Discapacidad sigue ocupando un "lugar preferente" en la agenda del Gobierno y de los socialistas

Marisol Pérez destaca que “España se ha confirmado una vez más como uno de los países de la UE con una legislación más avanzada en materia de Discapacidad”

La secretaria de Bienestar Social del PSOE, Marisol Pérez, ha expresado hoy su satisfacción por la aprobación, por parte del Consejo de Ministros, del anteproyecto de ley de adaptación normativa a la Convención Internacional de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. “Si el viernes pasado el Consejo aprobaba la creación del centro de normalización lingüística de la lengua de signos española” –ha recordado Pérez- , con el anteproyecto aprobado hoy “queda patente nuestro apoyo a la Discapacidad” y que ésta “continua ocupando un lugar preferente en las agendas de Gobierno y Partido Socialista”

España se convirtió, en marzo de 2007, en uno de los primeros países del mundo en ratificar la Convención de la ONU sobre Derechos de las Personas con Discapacidad que, desde mayo de 2008, forman parte del ordenamiento jurídico español. “Desde entonces –ha subrayado la responsable socialista- el Gobierno no ha dejado de trabajar, estableciendo y cumpliendo un calendario para adaptar nuestra legislación a la Convención”. En julio del pasado año se constituyó un grupo de trabajo interministerial encargado de elaborar el informe con las recomendaciones legislativas pertinentes en el que se ha basado el anteproyecto aprobado hoy y que, próximamente, será remitido al Congreso como proyecto de ley, una vez cumplidos todos los tramites procedimentales. Un trabajo que –Pérez ha querido destacar- “se ha llevado siempre a cabo con la coordinación y la colaboración de la sociedad civil y de las organizaciones”.

La secretaria de Bienestar Social del PSOE ha querido subrayar que “la Convención de la ONU no establece nuevos derechos, pero sí protege y garantiza el disfrute de los derechos y la igualdad plena con el resto de las personas, especialmente en áreas como la participación en la vida pública y en el bienestar social” Además –ha afirmado- “supone un cambio en el concepto de Discapacidad, que pasa de ser considerada como una preocupación en materia de bienestar social a ser concebida como una cuestión de Derechos Humanos”. El hecho de dar mayor visibilidad a este colectivo dentro del sistema de protección de Derechos Humanos de la ONU supone además “una auténtica revolución en el mundo de la discapacidad”

“España se ha confirmado hoy una vez más –ha concluido Pérez- como uno de los países de la UE con una legislación más avanzada en materia de Discapacidad”. De hecho, dentro de la reciente Presidencia española de la UE se han impulsado acciones en este sentido como la celebración en Zaragoza de la Conferencia sobre Discapacidad y Autonomía personal, a través de la Accesibilidad, la Educación y el empleo, o la declaración oficial del nombramiento de la Capital europea de la Accesibilidad.

Son los frutos de años de trabajo que confirman –según la responsable de Bienestar Social en el PSOE- que, “desde 2004, no hemos parado de avanzar en los derechos y la integración de las personas con discapacidad”

(Madrid, 23 de julio de 2010)