El PSOE subraya que es “inaceptable” que el PP “anteponga la creencia a la ciencia”

Matilde Valentín defiende que la religión pertenece exclusivamente al ámbito privado de cada indivíduo

La secretaria de Bienestar Social, Matilde Valentín, ha señalado que “es inaceptable que el PP anteponga la creencia a la ciencia”, subrayando así el rechazo del PSOE a que el PP “trate de imponer o potenciar la introducción de un sesgo religioso” en la aplicación de los cuidados paliativos.



Valentín ha salido de este modo al paso del convenio suscrito por la Comunidad de Madrid con el arzobispo Rouco Varela para que los sacerdotes formen parte de los comités de ética en los hospitales, unos órganos que deciden, entre otras funciones, sobre los cuidados paliativos en enfermos terminales.



La política socialista destaca que la religión “corresponde al ámbito privado de cada individuo” y recuerda que “los organismos públicos y las actuaciones públicas han de mantener la máxima independencia y objetividad, representando siempre el interés general y al servicio del ciudadano que sufre y necesita apoyo”.



La responsable socialista de Sanidad destaca que “hay un consenso general en torno a los comités y de los grupos que se encargan de estas cuestiones, evitando introducir sesgos de carácter individual y religioso”, por lo que denuncia que el PP “sigue confundiendo la ciencia con la conciencia y las creencias de cada cual”.



Frente a esta posición conservadora, el PSOE “respeta la libertad individual y trabaja por desarrollar, garantizar, respetar y aumentar los derechos de todos los ciudadanos con independencia de sus creencias”. “Nosotros respetamos la libertad de los ciudadanos que en el momento de morir, por su condición religiosa, quieran tener a su lado un alivio espiritual. De hecho, en las Comunidades Autónomas con gobierno socialista cuidamos de que los ciudadanos pueden acceder a ese derecho”, reitera Matilde Valentín, que denuncia que Esperanza Aguirre “está destruyendo las libertades y los derechos de los ciudadanos en Madrid, promoviendo la identificación entre el PP y la Iglesia y restringiendo derechos y libertades a los ciudadanos apoyándose en conceptos religiosos”.



MARIBEL MONTAÑO



Por su parte, la secretaria de Igualdad, Maribel Montaño, ha denunciado que Esperanza Aguirre confunde “entre la moral de algunos y los derechos morales de todos” y se preguntó si esto es “una muestra del famoso liberalismo que propugna la presidenta de la Comunidad de Madrid”, a la que aconseja que “busque la mayor libertad individual dentro de los límites que marca la ley y que no confunda la moral de algunos con la legalidad o los criterios médicos”.



“¿Qué ocurrirá en el caso de aquellos pacientes que se declaren ateos, profesen otra religión o simplemente que sin declarar su fe religiosa se nieguen a esa intromisión sobre su vida?”, concluye.





(Nota de prensa difundida el 24 de abril de 2008)