El PSOE subraya que es ya una iniciativa "mundial" y lamenta que el PP no haya entendido su "calado"

Elena Valenciano desataca que la iniciativa de Zapatero está asumida por la ONU y apoyada por la UE

El PSOE subrayó hoy que el proyecto de la Alianza de Civilizaciones, lanzado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en 2004 es ya una iniciativa "mundial", asumida en la actualidad por la ONU y apoyada por la UE, y lamentó que el PP haya sido "despectivo" desde el principio con esta propuesta y no haya entendido su "calado".



En declaraciones a Europa Press, la secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Elena Valenciano, argumentó que la inauguración mañana del I Foro de la Alianza en Madrid a cargo del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, demuestra que se trata de una iniciativa de "máximo calado desde el punto de vista político".



Preguntada por las críticas manifestadas desde el PP hacia la Alianza, Valenciano consideró que los 'populares' "entienden mejor otra manera de abordar el diálogo con las distintas civilizaciones", a pesar de que "la mayor parte del mundo prefiere" la forma de diálogo que plantea la Alianza.



El PP cuestionó hoy la iniciativa de la Alianza porque entre los países amigos de la misma figura Irán, que vulnera los derechos y las libertades fundamentales. Frente a esta valoración, Valenciano remarcó que este instrumento pretende "la conversación y el diálogo entre los pueblos, los distintos estamentos culturales, religiosos, sociales, universitarios y también políticos".



"Por tanto, con algunos gobiernos nos sentiremos más cercanos que con otros, pero no es un diálogo bilateral, es un trabajo de todos" en pro de un "mayor entendimiento" entre culturas, para lo que es necesario sentarse en la misma mesa, explicó.



Con respecto a la ausencia de un número elevado de jefes de Estado y de Gobierno a la cita que arranca mañana en Madrid –se espera sólo la presencia de media docena de ellos–, Valenciano apuntó que no se trata de una reunión sólo a nivel político, sino que pretende abarcar "todos los ámbitos de la vida", de ahí que haya representantes del mundo universitario, de organizaciones internacionales y de líderes religiosos. "Es una alianza y en ese alianza hay una pluralidad de perfiles", concluyó.