El PSOE subraya que la crisis no impedirá el objetivo de avanzar en el estado de Bienestar

Marisol Pérez Domínguez subraya que el Gobierno "no ha dejado de aprobar medidas que atiendan las necesidades de los ciudadanos"

La Secretaria de Bienestar Social, Marisol Pérez, manifestó hoy que, a pesar de la coyuntura económica, el Gobierno y el PSOE, mantienen sus objetivos de avanzar en el Estado de Bienestar.

Pérez Domínguez efectuó esta declaración en una reunión celebrada esta tarde en la sede federal del PSOE, a la que asistieron la Ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera; consejeros socialistas, portavoces autonómicos socialistas y responsables regionales de Bienestar Social del PSOE.

Pérez Domínguez afirmó que “la apuesta por consolidar los nuevos derechos que disfrutan ya los ciudadanos es uno de los grandes objetivos del Gobierno, como se ha demostrado en todos los Presupuestos Generales aprobados en los últimos cinco años”.

El Gobierno ha decidido que en la situación de dificultad económica que atravesamos es necesario aumentar todas las partidas destinadas a ayudar a las familias y a los sectores más débiles de la población, subrayó. “Así, en los Presupuestos del 2009 las partidas destinadas a políticas sociales suponen un 53% del total”, recordó.

La Secretaria de Bienestar definió las prioridades de gasto de los Presupuestos “como seña de identidad del Gobierno: 1.158 millones de euros para el despliegue de la Ley de Dependencia, un 33% más de lo presupuestado en 2008. Otras partidas sociales, como el Plan Concertado de Servicios Sociales, dispondrá 100 millones de euros, a través de los ayuntamientos, con el objetivo de mejorar sus redes de servicios sociales”, indicó Pérez Domínguez, que también destacó que los presupuestos incluyen “políticas a favor de la integración de las personas con discapacidad, con especial empeño en la estrategia global para el empleo, aprobada recientemente por el Consejo de Ministros”.

En esta línea, recordó Pérez, “el Gobierno no ha dejado de aprobar medidas que atiendan las necesidades de los ciudadanos en tiempos de crisis, como el Plan de Inclusión del Reino de España, que junto con las CC.AA. y los Ayuntamientos supone una valiosa herramienta para luchar contra la exclusión”. En la reunión, que ha sido muy participativa, todos los intervinientes han puesto de manifiesto la necesidad de seguir avanzando en leyes de tanta envergadura como la Ley de Dependencia. También se ha acordado organizar grupos de trabajo en todas las Comunidades, para recibir las aportaciones de los militantes y ciudadanos que quieran participar.

“Para los socialistas, las políticas que afectan a los derechos fundamentales de los ciudadanos, como la educación, la salud, la atención a las personas con discapacidad y a los mayores son prioritarias, en tiempos de bonanza económica y en situaciones de dificultad. Siempre son prioritarias las necesidades básicas de las personas, y en ello continuaremos trabajando” concluyó.