El PSOE tacha de irresponsable a Wert por utilizar los resultados del informe PISA para avalar su "lesiva" reforma educativa

Villafranca recuerda que hay una mejora objetiva en lectura, ciencias y matemáticas, y exige a Wert que se fije en que el informe alerta en la incidencia de la crisis en los alumnos con más dificultades económicas

La Secretaría de Educación y Cultura del PSOE, María del Mar Villafranca, ha respondido a las declaraciones del Ministro de Educación, José Ignacio Wert, quien esta mañana ha desvinculado los recientes resultados de España en el informe PISA, de los recortes en educación del Gobierno del PP.

Para la dirigente socialista, el ministro ha vuelto a hacer alarde de una “absoluta irresponsabilidad”, al utilizar los resultados del informe PISA para avalar las medidas de su reforma educativa “que no han podido ser más lesivas para la educación española”. Villafranca ha explicado que es necesario hacer un ejercicio responsable y objetivo de análisis de los resultados derivados del informe PISA 2012, y ha asegurado que el ministerio no puede negar que el informe muestra una mejora objetiva en los resultados de lectura, ciencias, matemáticas.

María del Mar Villafranca ha exigido al Wert “que preste atención a conclusiones más relevantes del estudio”, como es la incidencia de la crisis en el rendimiento de los alumnos que provienen de familias con más dificultades de origen. La responsable socialista ha puesto el acento en que este informe PISA 2012, confirma que la crisis se está haciendo sentir en los que tienen menos recursos y que, políticas como el descenso en becas, o el recorte del presupuesto en educación, pueden ser ¡extremadamente lesivas”. Por eso, Villafranca ha remarcado que resulta imprescindible corregir el descenso presupuestario en educación, “al que está sometiendo este Gobierno a la educación de este país”, y ha abogado por la eliminación de las medidas de atención a la diversidad en el aula y de restricción en el acceso a becas”.

La responsable de Educación y Cultura del PSOE, ha concluido defendiendo la cultura de la evaluación, “muy buena para las políticas educativas y cuyos resultados deber ser objeto de análisis y diagnóstico para la mejora, pero no deben ser utilizados como arma arrojadiza política”, ha señalado Villafranca.