El PSOE traslada a UGT y CC.OO su compromiso de cambiar la legislación y volcar los recursos económicos que sean necesarios para reducir la terrible cifra de siniestralidad laboral

Las responsables de Sanidad y Empleo denuncian que “la situación haya empeorado como consecuencia de la reforma laboral y las políticas de recortes y de reducción de inversiones públicas del Gobierno de Rajoy”_x000D_

Las secretarias de Sanidad, Mª José Sánchez Rubio, y de Empleo, Luz Rodríguez, se han reunido esta tarde con las organizaciones sindicales UGT y CCOO, en la fecha en que se conmemora el Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo.

Mª José Sánchez Rubio ha destacado que la siniestralidad e inseguridad laboral son, entre otros, dos de los grandes problemas que sufre nuestro mercado de trabajo. “Nos preocupa que en estos últimos tres años la situación haya empeorado como consecuencia de la reforma laboral y las políticas de recortes y de reducción de inversiones públicas del Gobierno de Rajoy”, ha denunciado. Por ello, Sánchez Rubio ha trasladado a los representantes sindicales el firme compromiso del PSOE con la seguridad y la salud laboral y su intención de reforzar y garantizar las condiciones de seguridad y salud en el trabajo “convirtiéndolo en una línea estratégica y prioritaria de la política de los gobiernos socialistas nacional y autonómicos”.

La responsable de Sanidad socialista ha manifestado que desde el PSOE apostamos “por una estrategia política clara para mejorar la salud laboral y por reforzar lo público en la asistencia preventiva con programas sectoriales, fruto de la coordinación con los sindicatos y las empresas”. Ha anunciado además que se va a proponer al Gobierno un conjunto de medidas, que se concretarán en los parlamentos autonómicos tras el 25 de Mayo, para “mejorar las condiciones de salud en trabajo y reducir la siniestralidad laboral que incorporarán las propuestas elaboradas por UGT y CCOO”.

Por su parte, Luz Rodríguez ha concretado que el año pasado perdieron la vida en jornada de trabajo un total de 454 personas y se registró un índice de incidencia media de 3.33 accidentes mortales por cien mil trabajadores. Sin embargo, todavía hoy hay ramas de actividad con una alta siniestralidad mortal, como "Industrias extractivas" con 26,69 accidentes mortales por cien mil trabajadores, “Transporte y almacenamiento”, con 12,51, “Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca”, con 12,30 y la “Construcción”, con 10,12.

La responsable de Empleo ha subrayado que “el empeoramiento de las condiciones de trabajo y la precariedad de los empleos creados -en los dos últimos años 8 de cada 10 empleos creados fueron temporales- son factores que generan un empeoramiento de la salud y la seguridad en el trabajo, y a los socialistas nos preocupa que esta precariedad laboral se traduzca en una mayor siniestralidad”. Por esta razón, añadió, “además de apostar por el empleo digno y de calidad, nos comprometemos en volcar todos los recursos económicos y cambiar la legislación para reducir la terrible cifra de siniestralidad en el puesto de trabajo”. 

En cuanto a las organizaciones sindicales, UGT y CCOO, éstas han presentado al Partido Socialista un decálogo de medidas urgentes en materia de Prevención de Riesgos Laborales, entre las que destaca la independencia de los Servicios de Prevención, el reforzamiento de los organismos técnicos de las Administraciones, la potenciación de la Inspección de Trabajo o la transformación del modelo de Mutuas.

El documento de diez puntos recoge también la defensa de medidas que garanticen la equidad, así como la vigilancia de la salud de los trabajadores y trabajadoras, que además de un derecho es una herramienta indispensable para prevenir los riesgos a los que puedan estar expuestos.