EL PSOE urge a Educación a convocar una conferencia sectorial que evite las consecuencias negativas de la LOMCE para el próximo curso

17/03/2016

El secretario de Educación del PSOE, José Miguel Pérez, ha denunciado “el daño irreparable que la implantación de una ley injusta como la LOMCE está provocando” y ha reclamado al Gobierno y al Ministerio de Educación que “tomen conciencia” de esta situación y “convoquen con carácter de urgencia una Conferencia Sectorial para que, junto a las Comunidades Autónomas, se puedan adoptar medidas que paralicen las reválidas en la etapa Primaria para este curso, aclaren la situación del alumnado que accede a los ciclos de Formación Profesional o los desdoblamientos en cuarto de la ESO, al tiempo que se acuerde un sistema que permita a las CCAA resolver la situación de repetidores de segundo de bachillerato y que sea el Ministerio quien asuma el coste adicional de dichos alumnos, entre otras medidas.

Para el secretario de Educación socialista “el desarrollo de la LOMCE ha puesto en evidencia las graves consecuencias para toda la comunidad educativa y también el descomunal error que supuso aprobar una ley llena de fallos y de lagunas que el propio gobierno ha tenido que enmendar aún a su pesar”.

A su juicio, “la permanente improvisación en materia educativa del PP, así como las prisas, la falta de diálogo y una actitud alejada de buscar un correcto desarrollo del curso, está generando una alta dosis de incertidumbre en el seno de la comunidad educativa”. “Uno de los más graves errores cometidos por el Ministerio de Educación ha sido ignorar la dinámica propia de las administraciones y de los centros educativos. Este grave error se volverá a repetir el próximo curso escolar si no lo corregimos”, añadió.

El dirigente socialista ha explicado que “si el Gobierno de Rajoy sigue rechazando las propuestas de la inmensa mayoría de los grupos parlamentarios, se implantarán las reválidas en sexto de primaria, el alumnado de 4º de la ESO no podrá contar con programas de apoyo y, además, tendrá que desdoblarse en dos itinerarios, el alumnado que acceda a los ciclos medios de FP una vez aprobado el Grado en Educación Secundaria tendrá que dejar paso al alumnado que haya superado la Formación Profesional Básica, ..etc”.

En su opinión, “estas y otras medidas, previstas en la LOMCE para el próximo curso escolar, suponen una amenaza para el sistema educativo y, sobre todo, un grave perjuicio para el alumnado que verá reducida sus oportunidades educativas”.

José Miguel Pérez ha subrayado “el enorme perjuicio que supone imponer medidas y normas que serán derogadas en breve como las reválidas o la situación de incertidumbre en la titulación que sufren los alumnos de cuarto de la ESO. Quien asume el coste de las chapuzas y prisas legislativas del PP en materia educativa, son, una vez más, los alumnos”.

Para el responsable de Educación del PSOE “la continuidad del gobierno de Rajoy, aunque sea en funciones, está teniendo múltiples e indeseables consecuencias para la ciudadanía. El tiempo no está pasando en vano, en estos meses se continúan aplicando las políticas que fueron rechazadas por la mayoría del electorado, dado que las normas legislativas en las que se aprobaron continúan en vigor”.

Formación Profesional

José Miguel Pérez ha señalado también “la escasez de oferta de formación profesional que está olvidada y abandonada por el Ministerio de Educación. España necesita la Formación Profesional renovada para su futuro y la anterior legislatura fue perdida para el avance de la misma. Ni la Formación Profesional Básica, ni Formación Profesional Dual pueden suplir la urgente necesidad de ampliar y mejorar la oferta de titulaciones de Grado Medio y de Grado Superior en todo el sistema educativo. Pero, sobre todo, ninguna de esas iniciativas nos ha permitido avanzar en la construcción de un verdadero sistema integrado de Formación Profesional.

Además, ha instado al MEC a materializar las partidas destinadas a los programas con las Comunidades Autónomas que se incluyen en el Presupuesto General del Estado de 2016. Dichas partidas habría que acordarlas también en el seno de la Conferencia Sectorial de Educación.

En definitiva, para José Miguel Pérez “no podemos seguir dando la espalda a la realidad, el curso escolar 2016-2017 tiene que estar preparándose en estos momentos y de lo que ahora decidamos dependerá el futuro de miles de estudiantes, así como de sus familias y del profesorado”.