El PSOE valora positivamente las decisiones del BCE pero insiste que es necesario actuar en el ámbito de la política fiscal

De la Rocha Vázquez pide a Mariano Rajoy "que siga el ejemplo del BCE y pasen de las palabras a los hechos, pues en la situación actual de ralentización económica el riesgo de hacer poco es mayor que el de hacer demasiado"

El Secretario de Economía del PSOE, Manuel de la Rocha Vázquez ha valorado positivamente las decisiones del Banco Central Europeo de bajar los tipos de interés al 0,05%, así como activar las medidas de política monetaria no convencional como la compra de paquetes de activos financieros y de bonos públicos y privados por un valor de hasta 500.000 millones de euros.

De la Rocha Vázquez ha recordado que actuaciones de política monetaria no convencional, como la compra de activos públicos y privados, para elevar la inflación y animar el crédito o la devaluación del Euro que ayude a las exportaciones, son medidas que el Partido Socialista lleva defendiendo hace tiempo y formaban parte del Pacto Europeo por la competitividad, el trabajo y la cohesión social presentado por Pedro Sánchez hace unos días.

Además de anunciar las medidas de política monetaria, el BCE ha anunciado una revisión a la baja de las perspectivas económicas para 2014 y 2015, que reflejan una clara desaceleración del crecimiento al 0,9% y 1,3% para el conjunto de la eurozona. El Secretario de Economía ha subrayado que “la situación es crítica y refleja el resultado de las fracasadas políticas de austeridad impuestas desde los organismos europeos”, en este contexto ha añadido “medidas de política monetaria como las anunciadas son totalmente necesarias pero no suficientes para acelerar el crecimiento económico y salir del riesgo de deflación, por lo que deben ser acompañadas de políticas fiscales a nivel de la eurozona”.

Como ya señaló Mario Draghi en su reciente discurso en Jackson Hole, EE.UU, es necesario un mayor protagonismo de la política fiscal en la eurozona que estimule la demanda interna. En esta misma línea, el Partido Socialista en el Pacto Europeo mencionado anteriormente propuso incluir un plan de inversiones que podría movilizar hasta 300.000 millones de euros en tres años.

De la Rocha Vázquez ha pedido a los líderes europeos y en particular a Mariano Rajoy “que sigan el ejemplo del BCE y pasen de las palabras a los hechos, pues en la situación actual de ralentización económica el riesgo de hacer poco es mayor que el de hacer demasiado. La próxima cumbre europea por el empleo que se celebrará el próximo mes de octubre en Italia debe ser una ocasión para anunciar y poner en marcha medidas claras y contundentes en materia de política fiscal.”