El PSOE vota en contra y se opondrá a un nuevo rescate si profundiza en el ajuste que lleva a la quiebra económica y social

El portavoz de Economía, Valeriano Gómez, reprocha al Gobierno que “ha hecho todo lo contrario de lo que dijo” y que “no ha dejado ni una sola línea roja por pisar. Y cada línea es un grado más de sufrimiento”_x000D_

Valeriano Gómez, portavoz socialista de Economía, tras anunciar el voto en contra a la convalidación de la tercera reforma financiera del Gobierno del PP en algo más de seis meses, ha dicho que “nos opondremos a un nuevo rescate si profundiza la política de ajuste que está llevando a la quiebra económica y social en España y en Europa”.

El portavoz socialista ha considerado que, si para lograr que el BCE actúe comprando bonos españoles, es necesario imponer un nuevo paquete de ajuste que deprimirá aún más la economía española, que la situará en peor situación y agudizará la destrucción de empleo, es mejor decir que no.

“No ha sido la herencia -ya hay 420.000 parados más en los últimos seis meses y 350.000 afiliados menos a la Seguridad Social-, han sido los inmensos errores de este Gobierno los que nos han conducido a esta situación dramática. Esto no es herencia, es la gestión del PP y solo la suya. No tiene sentido continuar por este camino erróneo que se nos impone. Un camino que acabará conduciendo al abismo a España y a Europa entera”.

El diputado socialista ha explicado que en un solo año han puesto al borde de la quiebra a una parte sustancial del sistema financiero, han tenido que pedir su rescate y parecen disponerse a pedir un nuevo rescate global para toda la economía. “Han arruinado los esfuerzos de mantenimiento del crédito y la confianza en la economía española que con todas las dificultades del mundo –por cierto algunas de ellas puestas por el PP- había intentado afrontar el Gobierno anterior. Esa es la obra del Gobierno del PP en estos meses y no merecen otra cosa que no sea nuestro reproche y el del conjunto de la sociedad española. El problema es que no levantan al país, sino que lo están hundiendo hasta convertirlo en insolvente e insolidario”.

Según Gómez toda la sociedad sabe que callaron y engañaron a los ciudadanos en muchas de las medidas que pensaban hacer. En este sentido se ha referido a que apuntaron reformas en el terreno laboral, pero nunca dijeron que iban a desproteger a los trabajadores de una forma “agresiva” y dijeron, además, que nunca sobrepasarían determinadas líneas rojas, como la subida del IVA, el gasto educativo, el copago sanitario, la protección de los desempleados, la dependencia, las pensiones, entre otras.

“Han hecho prácticamente todo lo contrario de lo que dijeron. No han dejado ni una sola línea roja por pisar. Y cada línea es un grado más de sufrimiento y malestar para miles y miles de ciudadanos”, ha reprochado.

Ha calificado el asunto de Bankia de “despropósito”, de “caos”, de “dislate” y del error más grave que se ha cometido en la historia financiera española de los ochenta últimos años. “El Gobierno ha infringido un daño irreparable a la economía y a la sociedad española”.

El portavoz de Economía ha expresado que se trata de un daño que se mide en menos protección para los parados, en más intereses para financiar la deuda y en menos recursos para educación, sanidad, dependencia y desempleo. “El coste de Bankia vale más de la mitad del gasto en educación y el rescate financiero lo mismo que todo lo gastado en protección por desempleo desde que empezó la crisis”.

Ha recordado que el Grupo Socialista se abstuvo en la segunda reforma financiera. “En la primera habíamos votado a favor. Dijimos que sería la primera y la úl...