El PSOE y AVITE trabajarán conjuntamente para abordar la situación de los afectados por la Talidomida

El Partido Socialista y la Asociación de Víctimas de Talidomida de España (AVITE) acordaron hoy la creación de un grupo de trabajo en el que abordar conjuntamente las medidas de reparación y analizar las necesidades urgentes de los afectados en España.

La secretaria de Sanidad, María José Sánchez Rubio, que ha participado en la Jornada  “Realidad de los afectados por la Talidomida” organizada por AVITE, trasladó el apoyo del PSOE a las personas afectadas y reiteró el compromiso de este partido de “acompañarles en su lucha por la dignidad y el reconocimiento de sus derechos”.

“El Partido Socialista se compromete a trabajar para prestar el respaldo necesario a las víctimas de la Talidomida que llevan años sufriendo por la utilización inadecuada de este fármaco”, ha señalado Sánchez Rubio, quien recordó que, durante los últimos cuatro años, “los socialistas han trasladado y dado voz a las reivindicaciones de este colectivo en las instituciones tanto en el Congreso de los Diputados como en el Parlamento Europeo y en las Asambleas y Parlamentos autonómicos”.

“Ahora lo que os proponemos es dar un paso más, trabajar y unir esfuerzos para reconocer y adoptar las medidas de reparación moral, social y económica de los afectados”, añadió.

La dirigente socialista propuso como tarea prioritaria profundizar en la mejora de la respuesta que tienen que dar las Administraciones Públicas a esta problemática. “Esto fue –manifestó Sánchez Rubio- lo que motivó en su momento al Gobierno socialista a reconocer por primera vez en España con un Real Decreto, una serie de procedimientos para dar respuesta y compensar las consecuencias del consumo de la talidomida”. “Este Real Decreto, que en 2010 reconoció oficialmente las consecuencias del tratamiento y dio visibilidad al problema, debe ser revisado y mejorado”, apuntó.

Además, “nos comprometemos a trabajar conjuntamente para que la empresa farmacéutica fabricante de la talidomida asuma su responsabilidad y compense a las personas afectadas en España, como lo ha hecho en el resto de países”.