El secretario de Organización defiende la vigencia de los “valores y principios” de Pablo Iglesias

En el homenaje anual en el Cementerio Civil, Marcelino Iglesias destaca que las reformas del Gobierno preservan la cohesión social

 

El Secretario de Organización, Marcelino Iglesias, participó en la mañana de este jueves en el acto de homenaje a Pablo Iglesias en el Cementerio Civil de Madrid, que tiene lugar cada 9 de diciembre en el aniversario de su fallecimiento. En este acto, el responsable de Organización ha defendido la figura del fundador del PSOE y de la UGT, cuyos “valores y principios” siguen siendo “vigentes, útiles e imprescindibles”.

Marcelino Iglesias ha destacado que las causas por las que batalló el fundador del PSOE, “como la igualdad, la solidaridad, la libertad y la justicia social” están de plena actualidad, sobre todo en estos tiempos de crisis económica, que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero trata de combatir con un proyecto de reformas que busca preservar ante todo “la cohesión social”.

El responsable federal de Organización ha destacado que durante toda su historia, desde su fundación a finales del siglo XIX, “el PSOE y la UGT han sido herramientas útiles para el progreso” de la sociedad española, a pesar de las diferencias entre ambas épocas históricas. En estos tiempos de crisis global, Iglesias ha denunciado la actitud de quienes ponen en cuestión la vigencia del Estado del Bienestar, “como algunos de nuestros adversarios políticos”, justo al contrario de lo que propugna el Ejecutivo socialista. En ese sentido, Iglesias ha defendido las reformas puestas en marcha por el Gobierno para afrontar la crisis: “Reformas, sí; pero manteniendo la cohesión social y el modelo social europeo”.

Iglesias destacó que “no es lo mismo” salir de la crisis “con políticas de la derecha que con las nuestras, que por encima de las reformas tienen como objetivo mantener la cohesión social”.

En este acto en el Cementerio Civil de Madrid también tomaron la palabra, entre otros, el Secretario General de UGT, Cándido Méndez, y el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez.