El Senado aprueba la ley que acabará con los privilegios de los controladores

El ministro José Blanco destaca que es la primera vez que se regulan los servicios de tránsito aéreo en España y que dejará de haber huelgas de celo encubiertas

El pleno del Senado aprobó hoy por mayoría la nueva ley de tráfico aéreo, en una sesión en la que el ministro de Fomento, José Blanco, la defendió y dijo que acabará con los privilegios de los controladores aéreos, informan varias agencias.

El senado aprobó la modificación del texto de real decreto en una ley que se publicará mañana en el BOE para su inminente entrada en vigor. La ley, aprobada por 133 votos a favor y 120 abstenciones, del Partido Popular, retrasa de 52 a 57 años la edad del paso de los controladores a la reserva y garantizará la seguridad, continuidad, eficacia y sostenibilidad del servicio aéreo.

El ministro destacó que es la primera vez que se regulan los servicios de tránsito aéreo en España y que dejará de haber huelgas de celo encubiertas, hasta ahora posibles porque no estaba garantizada por ley la continuidad del servicio.

Blanco defendió hoy nuevamente ante el pleno de la Cámara Alta el proyecto de ley y recordó que hace mas de dos meses se inicio la tramitación parlamentaria del mismo, que supone "muchas mejoras en el control aéreo desde el punto de vista de la seguridad y de la sostenibilidad financiera".

El ministro reiteró su apuesta a la modernización de los servicios de navegación aérea de cara a la convergencia en 2012 con los cinco principales proveedores de servicios de la UE en cuanto eficiencia, liderazgo y costes.

Es por ello que agradeció la labor de los grupos durante la tramitación y realizó un llamamiento al grupo popular "porque es muy difícil entender su posición cuando hay un gran consenso político y social sobre esta reforma".

Por otro lado, Blanco respondió a las críticas del Grupo Popular recordando que la problemática sobre el control aéreo deriva del convenio colectivo firmado con los controladores en 1999, bajo el Gobierno de Jose María Aznar y con Rafael Arias Salgado como ministro de Fomento.

El actual titular de Fomento, lamentó tener que aludir a su antecesor y recalcó que "nunca lo había hecho con anterioridad". Además, señaló que si en 1999 los costes de navegación alcanzaron los 150 millones de euros, en 2007 pasaron a más de 700 millones "gracias a este convenio".

Además, recordó que la intervención general del estado viene advirtiendo desde el año 2000 de que el acuerdo extraestatutario sobre las horas extraordinarias trabajadas de los controladores era "ilegal" y que la comisión de retribuciones (Cecir) "no ha aprobado ninguna masa salarial desde que se firmó el convenio".

Además, aseguró que a pesar de que se convocaron más de 70 reuniones con el colectivo de controladores para negociar un nuevo convenio colectivo, no se pudo llegar a ningún acuerdo y que esto sólo sirvió "para consolidar privilegios".

Entre estos privilegios, Blanco citó la organización de los controladores de su trabajo, una circunstancia que permitió a algunos empleados vivir en otros países durante 20 días y trabajar 10 días seguidos acumulando horas de trabajo, con los consiguientes riesgos sobre la seguridad.

Por último, respondió que la homologación del sistema de cara al "cielo único europeo" aunque no es obligatoria hasta 2012, es necesaria y que no tiene nada de malo anticiparse a la liberalización. "¿Les molesta que seamos los primeros en regular?", preguntó el titular del Fomento.

Sobre la elev...