Elena Salgado defiende los PGE para 2010 como el instrumento para sentar las bases de la recuperación

Intervención íntegra de la vicepresidenta, en la que asegura que las cuentas públicas tratan de "proteger a los que tienen más dificultades" y por ello se hace hincapié en dependencia, vivienda, educación y pensiones

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, defendió hoy los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2010 como instrumento para mitigar el impacto de la crisis económica y sentar las bases de una recuperación que irá cobrando impulso a lo largo del año 2010.

Así lo puso de manifiesto Salgado en el Congreso de los Diputados durante su intervención en el debate de totalidad de los Presupuestos de 2010, donde aseguró que las cuentas públicas deben ser el instrumento político que sirva para estimular la recuperación económica, proteger a los que tienen más dificultades y empezar a contribuir a crear un nuevo modelo de crecimiento "más equilibrado".

A su parecer, el Presupuesto es el primer instrumento de política de un Gobierno por ser la ley en la que se pone de manifiesto su visión de la situación económica, establece sus objetivos, marca prioridades y muestra la política que quiere llevar a cabo.

En este sentido, aseguró que, en un momento como el actual de crisis económica en el que se ponen en cuestión las bases del modelo económico, el Presupuesto es aún "más importante" y adquiere un grado "superlativo" cuando la experiencia de esta crisis, "gestada en el ámbito privado", ha sido combatida desde "la fortaleza, el protagonismo y la responsabilidad" de los poderes públicos.

Salgado recordó además que los Presupuestos recogen el diagnóstico del Gobierno que, tal y como se puso de manifiesto en la Cumbre del G-20 en Pittsburgh, contempla que lo peor "ha quedado atrás", aunque la recuperación será "lenta y difícil", ya que, durante los próximos meses, los síntomas de recuperación económica tendrán que convivir con la continuación de los efectos negativos de la crisis, sobre todo, en el desempleo.

"Podemos decir que el momento de mayor intensidad ha quedado atrás y que el contexto ahora es más esperanzador", señaló la vicepresidenta económica, para quien la salida de la crisis "en ningún caso puede llevar" al restablecimiento de las políticas del pasado, sino que tiene que llevar a un nuevo modelo más sostenible.

Salgado, que calificó una vez más los Presupuestos de "austeros", aseguró también que el texto del Ejecutivo supone un primer paso "moderado, pero decido" para la "necesaria" consolidación de las cuentas públicas mediante una reducción de 7.500 millones en el gasto y un "moderado" incremento impositivo que elevará los ingresos.

GASTO SOCIAL

La ministra explicó que el gasto social supone el 51,6% del gasto total de los Presupuestos de 2010, con especial hincapié en materia de dependencia, vivienda, educación y pensiones, lo que ayudará a "paliar los efectos de la crisis en los colectivos más desfavorecidos".

Salgado especificó que la partida para la Ley de Dependencia asciende a los 1.176 millones de euros previstos más un incremento "adicional" de 400 millones que se incorporan mediante decreto ley.

Respecto a las pensiones, señaló que las más bajas aumentan un media del 2% tras el "importante esfuerzo" realizado en los últimos años y que ha permitido incrementar estas ayudas en un "45% en casi todos los casos y en algunos hasta el 90%".

La partida en educación también mejora en un 4%, según relató Salg...