Elena Valenciano: "El PP dio carta blanca a los vuelos a Guantánamo"

La responsable de Política Internacional denuncia que el PP consintió las escalas y lo ocultó deliberadamente a la opinión pública española_x000D_

“El Gobierno del Partido Popular dio su consentimiento a las escalas a Guantánamo, y además lo hizo ocultándolo deliberadamente a la opinión pública española”, ha declarado en la comisión de Exteriores su portavoz socialista, Elena Valenciano, denunciando así la “actitud sumisa y de entrega total de los populares hacia la Administración Bush”.

Valenciano, que ha comenzado su intervención reclamando al PP que retire la acusación realizada contra Moratinos por la filtración a la prensa, así como las 19 preguntas que registró ayer en el Congreso sobre los vuelos desde 2004, ha añadido que “a pesar de que hoy -a la espera de que se pronuncie la Audiencia Nacional- podemos afirmar que no hay evidencia alguna de traslado de prisioneros con destino u origen en Guantánamo durante esas escalas, lo grave del asunto es que sí fueron autorizadas por el gobierno de Aznar”.

La portavoz socialista de Exteriores ha insistido en que "no es lo mismo" un gobierno que otro, contraponiendo al oscurantismo del PP la voluntad de transparencia del gobierno de Rodríguez Zapatero: “Mientras que el Gobierno del PP dio autorización para las escalas de vuelos a Guantánamo, el Gobierno socialista pidió garantías y estableció mecanismos para que esas escalas no pudieran producirse”.

En 2005, desde el Ministerio de Exteriores se realizaron gestiones con la Secretaría de Estado de EE.UU. para cerciorarse de la naturaleza legal de los vuelos con escala en suelo español. Y en marzo de 2007, el Gobierno excluyó los vuelos con origen o destino en Guantánamo de la autorización genérica concedida para las escalas de aviones de las fuerzas armadas estadounidenses. A partir de ese momento, se obliga a autorizar uno a uno los vuelos a Guantánamo.

La portavoz socialista ha recordado que “Guantánamo y todo lo que trae aparejado han sido objeto, desde el primer momento, de denuncias desde instancias públicas y privadas de todo el mundo” y que las evidencias y las denuncias públicas ya en 2002 “eran suficientemente claras como para no ser conniventes con ese centro de detención ilegal”. Para finalizar, ha reiterado que la actitud el Gobierno del Partido Popular, reflejada en los documentos que hemos conocido recientemente a través de la prensa “es la prueba del nueve de su complicidad. Nos alegramos hoy, que se conmemora el 60 Aniversario de la declaración de los Derechos Humanos, de que el PP haya cambiado de posición y también apueste por la transparencia”.