Elena Valenciano lamenta que Rajoy crea que el sufrimiento de la gente es inevitable y no piense rectificar nada

Sobre el silencio del Presidente ante el escándalo de corrupción que salpica al PP, señala que "da la impresión de que Rajoy no habla de Bárcenas, para que Bárcenas no hable de Rajoy"

La Vicesecretaria General del PSOE, Elena Valenciano, criticó hoy que el Presidente Rajoy considere que “las movilizaciones” contra los recortes y las políticas del Gobierno, y “el malestar y la angustia de las familias españolas”, son simples “quejas” y que “todo lo que él hace es inevitable, por lo que no piensa rectificar nada de nada”.

En su opinión, en el Debate sobre el estado de la Nación de ayer “Rajoy describió una España que no existe” porque “la ve con ojos externos, como si la miraran Merkel o Draghi. No habló de los problemas reales de España, ni estuvo la gente, la ciudadanía, en su discurso. Vino más que nada a salvar la cara pero no a proponer una salida viable, posible y creíble de la crisis”.

En una entrevista en la cadena SER, la dirigente socialista consideró que, sin embargo, el líder socialista sí demostró ser consciente y sensible al drama que están viviendo muchos y, de ahí sus numerosas propuestas, entre ellas la de crear un Fondo contra la Pobreza, que los socialistas –señaló Valenciano- “creemos acuciante” o la de plantear un gran pacto con todos los partidos y agentes sociales para sacar a España de la crisis.

Respecto al líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, señaló que “hizo un discurso mucho más pegado a la realidad de España”, a la gran crisis que vive y que, por ello, “propuso grandes reformas en lo político, en lo económico y en lo social”. “Creo que la diferencia en este sentido es clarísima y es muy decepcionante que el Presidente del Gobierno no piense rectificar nada de los que está haciendo ni explicar nada de lo que atañe a la corrupción que sobrevuela sobre su partido”

Lucha contra la corrupción

Valenciano lamentó que Rajoy no contestara a ninguna de las propuesta de acuerdo que le hizo Rubalcaba y que el Presidente del Gobierno solo propusiera un “pacto-salvavidas” contra la corrupción, al que será muy difícil llegar si Rajoy no habla antes y da las explicaciones que sean precisas sobre el escándalo que sacude a su partido. Y es que –según Valenciano- “da la impresión de que Rajoy no habla de Bárcenas, para que Bárcenas no hable de Rajoy”.

E insistió en que, si quiere llegar a acuerdos con el PSOE en esta materia, tendrá “antes un pequeño trámite que cumplir” –aclarar el caso de supuesta financiación irregular de su partido y las ilegalidades de su extesorero durante 20 años-, porque en caso contrario “no será creíble como adalid contra la corrupción”.