Elena Valenciano lamenta que Rajoy, en lugar de pedir disculpas, haya "jaleado a Cañete"

Asegura que “Cañete perdió el debate porque no tenía argumentos, y no porque yo fuera una mujer”

La candidata del PSOE al Parlamento Europeo, Elena Valenciano, lamentó hoy que Mariano Rajoy “no solo no haya pedido disculpas, sino que ha avalado, casi jaleado al señor Cañete”, después de las declaraciones machistas del candidato popular sobre el debate electoral.

Durante una entrevista en “Espejo Público” de Antena 3, Valenciano aseguró que el problema es “qué mensaje está enviando el Presidente del Gobierno a las mujeres españolas al decir que Cañete es el mejor, y cuando Cañete asegura que las mujeres pueden ser inferiores intelectualmente lo está diciendo el mejor”.

A su juicio, es “lamentable que a estas alturas del siglo XXI el debate sea éste” y “Cañete y Rajoy puedan pensar algo así”, porque en España y en Europa todavía no hemos alcanzado la igualdad”. Así, subrayó que este incidente está provocando ya muchas reacciones en la prensa internacional y en los grupos políticos europeos, pues “esto en Europa tienen un impacto muy importante”, y recordó que ya hace unos años el Parlamento Europeo frenó la posibilidad de que fuera comisario el candidato propuesto por Berlusconi, Rocco Buttiglione, que hizo unas declaraciones machistas y homófobas; una razón más para que “el PP rectifique y diga que Cañete se equivocó”.

Cañete perdió el debate porque “no tenía argumentos”

La Vicesecretaria General del PSOE apuntó que, “aparte del comentario machista, Cañete es muy mal perdedor, porque no es verdad que me dejara ganar”. “Cañete perdió el debate porque no tenía argumentos”, porque “el argumento de la herencia recibida ha caducado como los yogures”, pues “llevan gobernado ya dos años” y su gobierno no ha hecho más que “empeorar los datos” que se encontraron.

Así, Elena Valenciano defendió que, al contrario que Cañete, ella sí fue haciendo propuestas “desde el minuto uno” y a lo largo de todo el ‘cara a cara’, porque “es de lo que se trataba”. En este sentido, recordó que planteó la flexibilización del objetivo de déficit, que el Banco Central Europeo pudiera intervenir en la creación de empleo y no solo en el control dela inflación, o sacar del cómputo del déficit la educación, la investigación y el desarrollo. También “le propuse a Cañete que nos acompañara en la petición de que el Plan de Empleo juvenil europeo en vez de 6.000 esté dotado con 21.000 millones y le dije qué piensa de que el Fondo Social Europeo se ocupe del empleo de las personas mayores de 45 años…”. “Yo fui colgando en mi Facebook todas las propuestas,-más de 20- con los datos y las fuentes, para que fuera un debate serio y riguroso”, y “no escuché ninguna del señor Cañete”, sentenció.