Elena Valenciano: "Las palabras de Diouf son un reconocimiento a la labor de España en la lucha contra el hambre"

Destaca que el director general de la FAO, Jacques Diouf, ponga a España como modelo de cooperación_x000D_

La secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Elena Valenciano, ha expresado su confianza en que la Cumbre de Seguridad Alimentaria Mundial que se celebra estos días en Roma “suponga un paso más en la lucha contra la crisis mundial de alimentos y que sirva para frenar la amenaza sobre 100 millones de personas que corren el riesgo de quedar sumidas en la pobreza”.

Durante su intervención en la Cumbre, Jacques Diouf se refirió al llamamiento que hizo en diciembre de 2007 “para que se movilizaran 1700 millones de dólares no reembolsables a fin de que los agricultores de los países pobres pudieran estar en condiciones de acceder a los fertilizantes, las semillas y los alimentos para el sector pecuario (…). Nada de esto tuvo efecto, a pesar de la gran difusión en la prensa y de las cartas enviadas tanto a los Estados miembros como a las instituciones financieras. Unos pocos países como España dieron su apoyo inmediato a la producción agrícola; a éstos deseo expresar hoy mi reconocimiento”.

La dirigente socialista ha destacado que las palabras del director general de la FAO señalando a España como un modelo de cooperación y lucha contra la crisis mundial de alimentos, “suponen un reconocimiento y también un respaldo a la labor que está realizando el Gobierno socialista, que ha convertido a la erradicación de la pobreza y el hambre en uno de sus ejes de acción prioritario, y hoy está entre los primeros países del mundo en esfuerzo de financiación realizado a través del Programa Mundial de Alimentos”.

Elena Valenciano ha hecho referencia a la proposición no de ley defendida ayer en el Congreso por el diputado Eduardo Madina -y aprobada por unanimidad-, solicitando al Gobierno que incremente sus contribuciones y participaciones en los organismos multilaterales directamente implicados con las cuestiones agrícolas y ganaderas, que siga avanzando en materia de coherencia de políticas, que focalice de forma especial el esfuerzo en África occidental y en Latinoamérica, dos zonas del mundo donde está golpeando de forma especialmente brutal esta crisis, y que apueste en la Cumbre de Roma de forma contundente en el combate que desde Naciones Unidas se libra contra esta crisis.

Para finalizar, la responsable de política exterior ha recordado que la contribución de España al Programa Mundial de Alimentos ha pasado de los 6,7 millones de euros en 2003 a los más de 47 millones en 2008. Los 7 últimos, en respuesta al llamamiento realizado por Naciones Unidas para paliar la actual situación de crisis. A esto hay que añadir el anuncio que hizo ayer en Roma el presidente Zapatero: la aportación de un paquete de ayuda y de programas por valor de 500 millones de euros destinados a la seguridad alimentaria para los próximos cuatros años.

(Nota de prensa difundida el 4 de junio de 2008)