Elena Valenciano pide un deseo bueno, justo e inteligente para estas Navidades: la reflexión del Gobierno sobre su política hacia los jóvenes

La Vicesecretaria General del PSOE pide al Gobierno que "haga buenos y nuevos propósitos para el 2013 y dedique un impuesto que le pondrá a los bancos para el lanzamiento de un plan de empleo juvenil"

La Vicesecretaria General, Elena Valenciano, ha publicado un comentario en su Facebook en el que pide al Gobierno de Mariano Rajoy que, en estos días de buenos deseos, reflexione acerca de las políticas que está llevando a cabo y se acuerde de los más jóvenes.

En consecuencia, Valenciano espera que a la vuelta de las Navidades el Gobierno “reponga la Renta Básica de Emancipación para ayudar a los jóvenes a pagar su vivienda; modifique el contrato laboral con un año de prueba, tras el que los jóvenes pueden ser despedidos sin ninguna indemnización o el de Formación y Aprendizaje, que pueden estar enlazando desde los 16 hasta los 30 meses, con salarios muy bajos”. Asimismo, le anima a que reponga el presupuesto de Educación, que ha sufrido el mayor recorte de la democracia y “suba las becas y baje las tasas universitarias”.

En su comentario, Elena Valenciano espera además que “el gobierno haga nuevos y buenos propósitos para el 2013 y dedique un impuesto que le pondrá a los bancos para el lanzamiento de un plan de empleo juvenil -para el que cuenta con fondos europeos aún no utilizados-. Puede que facilite, pero de verdad, el crédito a l@s jóvenes emprendedor@s y revise el presupuesto exhausto de I+D+i para que los jóvenes investigadores no abandonen la ciencia o el país”.

En definitiva, la número dos del PSOE confía en quela Navidad “inspire al Gobierno” en estas fechas, para que cambie radicalmente su política hacia la gente joven y de esta forma cambie también “la perspectiva de futuro de nuestro país”.

Elena Valenciano ha añadido al post una imagen del tradicional Belén de marionetas de Tirisiti que se celebra todas las Navidades desde hace más de 100 años en la localidad alicantina de Alcoy y es heredero de una larga tradición mediterránea de teatros de títeres, en formato pequeño y temática con elementos populares.