Elena Valenciano propone un Pacto de Progreso Social en Europa que incluya un programa de inversiones y el establecimiento de objetivos sociales

La candidata europea del PSOE cree que los gobiernos europeos podrían invertir "muchos millones de euros al año en políticas de crecimiento y empleo"_x000D_ _x000D_

La número uno del PSOE al Parlamento Europeo, Elena Valenciano, propuso hoy “un Pacto de Progreso Social” en Europa, que complete el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, que incluya “un programa de inversiones”, “el establecimiento también de objetivos sociales” y “un dialogo entre sindicatos, empresas, gobiernos y sociedad civil”.

Así lo aseguró durante su intervención en el desayuno informativo del "Fórum Europa-Tribuna Andalucía", en Sevilla, en el que situó ese Pacto como la primera de las grandes propuestas que plantean los socialistas para hacer posible el giro en la política económica europea que necesita España. En este sentido, Valenciano se mostró convencida de que los gobiernos europeos “podrían invertir muchos millones” de euros para políticas de crecimiento y empleo, lo que no les llevaría a alterar globalmente sus presupuestos.

Asimismo, la candidata socialista señaló que los socialistas “vamos a trabajar para que el Banco Central Europeo convierta la creación de empleo en una de las principales directrices de su política monetaria; vamos a impulsar una directiva por la igualdad salarial entre hombres y mujeres, y otra para que haya un salario mínimo en todos los países de la Unión; vamos a trabajar denodadamente para que desaparezcan de Europa los paraísos fiscales; vamos a prohibir que se hagan amnistías fiscales en ningún país de la Unión Europea, y vamos a pedir que se multipliquen por cuatro los fondos contra la pobreza”.

Europa necesita entregar el timón a la izquierda

Durante su intervención, Valenciano insistió en la importancia de las elecciones del 25 de mayo, en las que “se decide el futuro de millones de ciudadanos europeos y la viabilidad del proyecto mismo de la unidad europea”.

Así, se mostró convencida de que “·Europa necesita entregar el timón a la izquierda” para “restablecer la cohesión social, para reconstruir la Europa de la solidaridad, la de la igualdad de oportunidades, para ese renacimiento de Europa”, al igual que “España también necesita una mayoría socialdemócrata en el parlamento Europeo” para salir de la crisis y “eso lo sabe incluso el gobierno de España”. “Estoy convencida de que el momento de hacerlo es ahora. Si tardamos, España puede quedarse desenganchada definitivamente del tren europeo”, añadió.

A su juicio, “hoy en Europa se están librando al mismo tiempo tres grandes batallas políticas”: En primer lugar, “la batalla de la lucha contra la crisis, la recuperación del crecimiento y el empleo”; en segundo lugar, una batalla ideológica, “que tiene que ver con el modelo económico y social resultante de la crisis”; y que “es la del modelo de sociedad que queremos entregar a nuestros descendientes”, y, en tercer lugar, “una batalla histórica: si la Europa unida sigue siendo un proyecto viable e integrada o estamos condenados a la Europa dividida por nacionalismos excluyentes y bloques enfrentados”, dijo.

Y ante esta situación “hay sobre la mesa dos políticas económicas para salir de la crisis, dos modelos de sociedad y dos ideas sobre el futuro de la Unión Europea y también de España” que están representadas por las dos grandes familias políticas que pueden gobernar en Europa: la familia conservadora agrupada en el Partido Popular Europeo, que además ahora siente la presi&oa...