Elena Valenciano reitera que "Europa no puede ser espectador de la tragedia sino un actor fundamental para la paz y estabilidad en Ucrania"

La Vicesecretaria General del PSOE y Vicepresidenta del PSE, Elena Valenciano, ha vuelto a expresar hoy su “más rotunda condena” ante la masacre ocurrida ayer en Kiev y la profunda preocupación de los socialistas españoles ante la violenta escalada que se vive en el país.

La candidata socialista para las próximas elecciones europeas ha insistido en que “es imprescindible poner fin de forma inmediata a la violencia, antes de que la situación degenere en un conflicto civil abierto”. “Las terribles imágenes que vimos ayer no pueden repetirse; está en manos del Gobierno de Yanukovich que no vuelva a ocurrir” ha señalado Valenciano, reclamando asimismo que todas las graves violaciones de derechos humanos sean investigadas y sus responsables llevados ante la justicia.

La dirigente socialista ha subrayado que cuando un país vecino “se desliza peligrosamente hacia la división y el caos, Europa no puede ser un mero espectador de la tragedia, sino un actor fundamental para la paz y la estabilidad de Ucrania”.

En este sentido, Valenciano, más que la aprobación de sanciones, ha alentado los esfuerzos liderados por los ministros de asuntos exteriores de Alemania, Francia y Polonia desplazados a Kiev para apoyar un acuerdo entre las partes, y ha reclamado al Gobierno de España “que trabaje para asegurar una posición única y sólida de la Unión Europea frente a la crisis de Ucrania”.

La número uno socialista para el Parlamento Europeo ha deseado que los esfuerzos europeos contribuyan en las próximas hora a alcanzar un acuerdo entre Gobierno y oposición que ponga fin inmediato a la violencia y reconduzca la situación. “Se necesita una solución política del conflicto que contemple elecciones justas y libres y un nuevo Gobierno que cumpla con las expectativas y las esperanzas de la sociedad ucraniana”.

Elena Valenciano ha insistido también en la necesidad de que la Unión Europea y Rusia entablen un diálogo que contribuya a la paz y la estabilidad de Ucrania, y “evitar por todos los medios que el país se convierta en una pieza del juego geopolítico sin importar los terribles efectos para el pueblo ucraniano”.