Elena Valenciano responde a Gallardón que las mujeres españolas no quieren "salvadores", sino "ser libres para decidir" sobre su embarazo

Anuncia que el Grupo Parlamentario Socialista pedirá la comparecencia del ministro en la Comisión de Justicia

Madrid, 8 de marzo de 2012.- La Vicesecretaria General del PSOE, Elena Valenciano, ha respondido a las palabras de Ruiz Gallardón ayer en la Sesión de Control al Gobierno, asegurando que las mujeres “no queremos defensores, ni salvadores, ni padres espirituales que nos digan qué es bueno para nosotras y qué es malo”, sino “ser libres para decidir” sobre nuestra maternidad.

En declaraciones en el escritorio del Congreso, Elena Valenciano aseguró que “no queremos al señor Gallardón convertido en una especie de guerrero del antifaz defendiendo a las mujeres desde la base de su propia ideología o moral” y sí tener “condiciones que nos permitan ser madres cuando queremos y condiciones para interrumpir nuestro embarazo si así lo deseamos”.

La dirigente socialista le ha recordado a Gallardón que “durante años la verdadera presión sobre las mujeres en España”, ha sido la que trataba de “impedir la libertad de las mujeres para decidir sobre su maternidad”, precisamente, “la contraria” a la que él argumentó; y le ha cuestionado sobre, si el hecho de que algunas mujeres quieran ser madres y no pueden por motivos socio-laborales –que son casos aislados-, justifica la modificación de una ley, que convertirá a las mujeres que interrumpen su embarazo en delincuentes.

Asimismo ha instado al ministro de Justicia a que, si tan preocupado está por la presión social que padecen esas mujeres y que tiene que ver con sus condiciones laborales, sociales, etc., “que diga desde ya qué piensa hacer el Gobierno para acompañar a esas mujeres que quieren tener hijos y que están desempleadas o van a ser víctimas de la reforma laboral que hoy estamos discutiendo”.

Valenciano, que anunció que su Grupo Parlamentario pedirá la comparecencia del ministro en la Comisión de Justicia para que explique todas estas cuestiones, ha denunciado que el PP recurriera la ley socialista de Interrupción Voluntaria del Embarazo ante el Constitucional, para decir ahora que legislará independientemente de lo que diga este tribunal; algo que –a su juicio- “es muy cuestionable desde el punto de vista del respeto institucional y democrático”.

Para la dirigente socialista, volver a la anterior legislación como ha dicho el PP que pretende, “es muy duro” porque supone “retroceder y volver a un espacio de menor libertad”. También ha defendido la actual ley, que es similar a la de la mayoría de las legislaciones de los países de nuestro entorno y que, además, “ha demostrado ser mejor también para la protección del nasciturus porque hay menos abortos”.