Elena Valenciano se compromete a luchar para "cerrar la brecha abierta" entre millones de ciudadanos y la Unión Europea

Confía en una etapa de esperanza con el impulso renovado tanto en la Jefatura del Estado como al frente del PSOE_x000D_

La Vicesecretaria y presidenta de la Delegación Socialista Española en el Parlamento Europeo, Elena Valenciano, asegura este domingo en un post en su Facebook que, desde Bruselas, va a luchar “por cerrar la brecha abierta entre millones de ciudadanos y el espacio político que les pertenece: la Unión Europea, sus instituciones y su presupuesto”.

Valenciano se refiere también a que España se prepara para una “nueva etapa” con “dificultades” pero también “llena de esperanza gracias a un nuevo impulso renovado tanto en la Jefatura del Estado como al frente del partido político más importante desde la Transición”. “Son buenas noticias dentro de este tiempo tan duro para muchísima gente que sólo puede confiar en la democracia para transformar su vida”, añade la dirigente.

A continuación reproducimos el texto completo:

Tras las elecciones europeas del 25 de mayo, la dirección del Partido Socialista, a la que pertenezco, decidió asumir los malos  resultados para el PSOE y convocar un congreso en el plazo de 60 días. El objetivo es poner al frente del partido a un nuevo equipo cuyo Secretario o Secretaria General será elegido por el voto  directo de  todos los militantes.

Es evidente que no esperábamos un escenario tan negativo para el PSOE y que, junto con el análisis de lo que ha sucedido, hemos puesto en marcha inmediatamente, dos instrumentos  imprescindibles en democracia: la asunción de responsabilidades políticas y un camino de salida que impulse al socialismo español con fuerza hacia adelante. A pesar del inmenso trabajo que, junto a un equipo excelente, he desarrollado -durante meses- con esfuerzo y con ilusión, lo cierto es que no he conseguido llegar allí donde pretendía: al ánimo de los ciudadanos para comprometerme con ellos y para ellos por una Europa mejor, justa, unida y solidaria con los más débiles.

Las razones de la derrota son múltiples y yo me siento responsable de todas ellas. Y aunque alguna no estará en mi mano resolverla, voy a seguir luchando, desde el Parlamento, por cerrar la brecha abierta entre millones de ciudadanos y el espacio político que les pertenece: la Unión Europea, sus instituciones, su presupuesto, las decisiones que se toman en nombre de quienes ni siquiera comparten el rumbo de una Europa que, hace tiempo, dejo de pensar en ellos.

Tengo presente todo el tiempo a todos y todas los que dudaron entre votar al PSOE y no hacerlo, y también a quienes, finalmente, lo hicieron y nos votaron. Se lo agradezco mucho,  son los que más me empujan a continuar la tarea. Hemos de cambiar el modo en el que hacemos la política, tenemos que transformar a fondo los circuitos de toma de decisiones y llevarlos a la radicalidad democrática para que los representantes seamos vehículo transparente entre los representados y los espacios de decisión, en un camino de ida y vuelta limpio y constante.

La mejor manera de corregir los errores -tanto los políticos como los personales- es reconocerlos y empezar a ponerles remedio sin excusas y sin miedo.

Trabajaré por cambiar la política europea a favor del  crecimiento, del empleo, de la igualdad de oportunidades y de la libertad y daré cuenta de lo que he hecho cada semana en este mismo formato o en cualquier otro que este a mi alcance. Para permanecer pegada a lo que los ciudadanos quieran hacerme llegar y yo pueda resolver.

España se prepara para una nueva etapa llena de dificultades pero, estoy segura, que también llena de esper...