Elena Valenciano: "Si al PP le importase la calidad de la democracia, no cedería ante pretensiones inasumibles de la Iglesia católica"

la Iglesia Católica no solo quiere que la religión se enseñe en el Bachillerato, sino que también se imparta en educación infantil, dice la Vicesecretaria General

La Vicesecretaria General, Elena Valenciano, ha criticado hoy en su perfil de Facebook que “la Iglesia Católica no solo quiere que la religión se enseñe en el Bachillerato, sino que también se imparta en educación infantil” y se ha mostrado convencida de que “si al PP le importase la calidad de la democracia, combatiría la idea de que con la derecha en el gobierno, ha llegado el momento de reconquistar viejas prerrogativas”. En este sentido, Valenciano ha afirmado que este Gobierno da motivos para pensarlo al “ceder a pretensiones inasumibles desde el punto de vista del poder civil democrático. Y con la contrarreforma educativa en curso tenemos el último, y muy expresivo, de los ejemplos”.

“La Iglesia Católica, por mucho que a algunos les cueste, ha de entender y asumir que el Estado tiene la responsabilidad de velar por los derechos de todas las personas independientemente de su religión”, ha señalado.

Bajo el título La religión en cada casa y Dios en la de todos, Valenciano escribe que “la jerarquía eclesiástica quiere más y más”, para a continuación asegurar que todo debe tener su final.

“Con seguridad, lo que más le va a costar al Papa Bergoglio es que la Iglesia, y toda la Iglesia española, interiorice que hemos llegado al siglo XXI. Su Santidad sí se ha enterado. Otros aún no lo han hecho”, concluye.