Elena Valenciano urge la liberación de la mujer sudanesa condenada a muerte por convertirse al cristianismo

La presidenta de la Delegación Socialista española exhorta a la Comunidad Internacional y a la UE a presionar al Gobierno sudanés para que anule la sentencia

La Vicesecretaria General del PSOE y presidenta de la Delegación Socialista Española en el Parlamento Europeo, Elena Valenciano, ha manifestado su consternación y preocupación por la situación de la mujer sudanesa cristiana Meriam Yahia Ishag, que acaba de dar luz a una niña y está encarcelada con su hijo de 20 meses, condenada por adulterio y apostasía.

 

La jefa de los socialistas españoles en la Eurocámara ha censurado "con toda contundencia" la sentencia que la condena a 100 latigazos por adulterio y a muerte por ahorcamiento por apostasía, fallo que quebranta el principio a la libertad de religión. Por ello, ha advertido a las  autoridades sudanesas de la importancia del respeto del Derecho Internacional y les ha exigido que revoquen una pena que ha calificado de "injusta y desalmada".

 

Asimismo, Valenciano ha exhortado a la Comunidad Internacional y a la UE a presionar al Gobierno sudanés para que anule su condena y libere inmediatamente a Meriam Yehya Ibrahim.

 

Meriam Yahia Ibrahim Ishag, de padre musulmán, fue condenada a muerte el 15 de mayo por un tribunal criminal en virtud de la ley islámica en vigor que prohíbe las conversiones, además de a una pena de 100 latigazos por adulterio, ya que está casada con un cristiano y la ley sharia considera adulterio toda unión entre una musulmana y un no musulmán.