España lidera la eliminación de las bombas de racimo

Elena Valenciano: “Nuestro país es el 5º en el mundo que ratifica la Convención sobre Municiones de Racimo y uno de los dos de la Unión Europea”

“Según diversas ONGs, las bombas de racimo se han cobrado la vida de más de 100.000 personas en el mundo y han dejado mutiladas a millones de ellas, el 98% civiles y el 60% menores. Hoy, España ha ratificado su compromiso de acabar con esta cruel práctica que continúa amenazando la vida y la seguridad de cientos de millones personas en países como Laos, Irak, Líbano, Afganistán, Georgia, Sudán o República Democrática del Congo, entre otros”, ha declarado la portavoz de Exteriores en el Congreso y secretaria de Política Internacional y Cooperación del PSOE, Elena Valenciano.

El Congreso de los Diputados ha dado hoy su visto bueno a la Convención sobre Municiones de Racimo, que prohíbe el uso, la producción, almacenamiento y transferencia de bombas de racimo y establece obligaciones de desminado, asistencia a las víctimas y destrucción de arsenales.

“Nuestro país, que ya ha destruido por completo su arsenal de bombas de racimo, reafirma su liderazgo mediante la aprobación de este texto y se convierte en el 5º del mundo que ratifica la Convención y uno de los dos de la Unión Europea”, ha añadido Valenciano.

La dirigente socialista ha instado a los 111 países que firmaron esta Convención a que la ratifiquen cuanto antes y se comprometan, siguiendo el modelo de España, a eliminar estos artefactos de sus arsenales en el plazo de 12 años. “Se trata del convenio más importante de estas características desde que se prohibiera las minas antipersona en 1997, y es de esperar que, como ocurrió entonces, este Tratado tenga el mismo efecto estigmatizador y que los países que utilicen las bombas de racimo reciban la condena sin paliativos de la Comunidad Internacional”, ha concluido Elena Valenciano.