España y EEUU refuerzan su colaboración

Obama se mostró satisfecho de poder llamar a Zapatero "mi amigo", que expresó su compromiso de colaborar con Estados Unidos en la búsqueda de la paz en el mundo

La primera entrevista oficial del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente estadounidense, Barack Obama, concluyó el domingo en Praga tras 45 minutos de reunión en la que se han repasado asuntos de interés para ambos países.

El encuentro, que pone fin a cinco años de distanciamiento entre las dos administraciones después de que España retirara las tropas de Irak, se celebró en una sala del Centro de Congresos de Praga justo después de que finalizara la cumbre informal Unión Europea-Estados Unidos, que contó con la intervención de Obama.

Los dos mandatarios posaron muy sonrientes ante los reporteros gráficos, se estrecharon las manos y dejaron clara su intención de afianzar las relaciones.

De hecho, mientras posaban para los medios gráficos, Obama se mostró satisfecho por poder llamar a Zapatero "mi amigo", mientras que el presidente español expresó el compromiso del Gobierno de colaborar con Estados Unidos en la búsqueda de la paz en el mundo y en la lucha contra la pobreza.

ZAPATERO, PORTAVOZ DE LA POLÍTICA EXTERIOR DE LA UE

Antes de la reunión bilateral entre Zapatero y Obama, el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió a la Unión Europea que coordine sus esfuerzos con la nueva administración estadounidense de Barack Obama y que se aproveche del impulso de ésta para trabajar de manera conjunta en favor de la paz en Oriente Próximo.

Zapatero fue el encargado de exponer las prioridades de los Veintisiete en materia de política exterior y lo hizo en presencia de Obama durante la cumbre informal entre la UE y Estados Unidos que acogió, a puerta cerrada, el Centro de Congresos de Praga.

Según indicaron fuentes del Gobierno, Zapatero reconoció en su discurso que el logro de la paz en Oriente Próximo será una empresa difícil si Israel sigue extendiendo sus asentamientos porque, de este modo, llegará un momento en el que no haya Estado que negociar.

Todo esfuerzo y negociación, agregó Zapatero, debe estar basado en el principio de dos estados. Además, el presidente del Gobierno observó dificultades para alcanzar la paz en el hecho de que Palestina no tenga en este momento un interlocutor claro.

Rodríguez Zapatero centró su discurso ante Obama y los líderes comunitarios en Oriente Medio, y lo hizo después de que abriera la cumbre el presidente estadounidense y tras las intervenciones de los máximos mandatarios de Reino Unido, Gordon Brown, para resumir los resultados de la reunión del G-20 en Londres, y de Estonia y Suecia sobre energía y cambio climático.

El jefe del Ejecutivo dijo en su discurso que Oriente Próximo es la región más determinante para la evolución de la paz en el mundo en las próximas décadas, ya que allí, y especialmente por el conflicto israelí-palestino, se genera la mayor parte de la "frustración" que lleva al "extremismo" y al "terrorismo" en el mundo árabe musulmán.

Recordó Zapatero, según las fuentes, que "la peor arma de destrucción masiva" es el odio y consideró prioritario atacar "este cáncer y evitar que la metástasis se extienda por el mundo árabe". "En determinados momentos -agregó-, la paz exige más heroísmo y sacrificio que en la guerra. Y sin duda, en Oriente Medio la paz es la tarea" que hay que lograr.

Para ello, opinó Zapatero que hay que "aprovechar" la ocasión importante qu...