Eva Matarín: “Fernández Díaz vuelve a dejar en evidencia su incapacidad para gestionar los flujos migratorios”

Asegura que “en lugar de darle una dirección para que envíe a estos ciudadanos, lo que podemos hacer es mostrarle el camino para que abandone un cargo que le supera”

La secretaria de Inmigración del Partido Socialista, Eva Matarín, ha afirmado que “Fernández Díaz vuelve a dejar en evidencia su incapacidad para gestionar los flujos migratorios”, contestando así aí las declaraciones de Fernández Díaz que esta mañana ha indicado a los críticos con las devoluciones en caliente: "Que me den la dirección y les enviamos a esta gente".

Eva Matarín ha indicado que “declaraciones tan zafias dejan en evidencia la mentalidad del responsable de la seguridad en nuestro país;  en lugar de darle una dirección para que envíe a estos ciudadanos, lo que podemos hacer es mostrarle el camino para que abandone un cargo que le supera, volviendo a dejar en evidencia su incapacidad para gestionar los flujos migratorios”.

Asimismo, Matarín ha indicado que “es inaceptable que viviendo en una democracia, el Gobierno cambie las reglas del juego y legalice una ilegalidad, que ya está cometiendo, como son las devoluciones en caliente. Estas devoluciones suponen un goteo en relación al conjunto de entradas, por lo que no sirven para acabar ni disminuir la inmigración irregular. No regulan los flujos migratorios. Es simplemente un atajo populista y cuestionable desde el punto de vista constitucional, para desviar el foco de atención y que no nos centremos en su falta de respuestas eficaces ante una situación como ésta”

Matarín que busca la reflexión y complicidad con la ciudadanía, lanza la siguiente pregunta “¿Compensa como país tener esa imagen que viola la dignidad de las personas con episodios de dureza como los que hemos visto en la valla y ahora cambiando la Ley en un intento de legalizar las devoluciones en caliente?”

Desde el Partido Socialista se insiste en que “la gestión de los flujos migratorios debe hacerse bajo el respeto a los derechos humanos, el impulso a las políticas de integración, que han desaparecido, potenciando la cooperación migratoria y siempre desde la legalidad”.

Siguiendo esas directrices, la Secretaría de Inmigración exige a Fernández Díaz que “comience a trabajar poniendo en marcha soluciones efectivas, que no pierda de vista los derechos de las personas y deje de mostrar su incapacidad para gestionar, dando así, una imagen bochornosa con respecto al resto de países con los que debemos de realizar un trabajo de cooperación migratoria”.