F. González:"Europa y América Latina están corriendo contra el futuro, Asia lo ha atrapado”

La Fundación IDEAS celebra la Jornada “Las Independencias Latinoamericanas: Reflexiones compartidas”

El Embajador Especial para la Conmemoración de los Bicentenarios de las independencias de las repúblicas latinoamericanas, Felipe González, considera que el mundo vive hoy una crisis sistémica global, "sin alternativa al sistema, que Asia está encarando con un estado de ánimo positivo que le ha permitido atrapar el futuro, mientras que Europa y América Latina corren contra él".

En el marco de las jornadas “Las Independencias Latinoamericanas: Reflexiones compartidas”, organizadas por la Fundación IDEAS, González explicó que la gran diferencia entre esta y otras crisis es que para enfrentar ésta “no está escrito el libreto. No tenemos claridad para enfrentar una crisis que es el punto de inflexión de un modelo no reversible, que es la globalización, que ha generado riqueza, pero también mucho desorden por confiar solo en el mercado”.

El Ex Presidente español achacó la crisis a las prácticas que confiaban “a las manos invisibles del mercado” toda la bonanza y el crecimiento, y, tras manifestar que no tiene “ninguna confianza” en que el G-20 resuelva la situación, alertó contra aquellos que esperan que la situación escampe para volver a la senda de la prosperidad sin control del mercado, “pues si estos ganan la batalla, y están a punto de ganarla, estaremos incubando la siguiente crisis”.

Tras constatar que la crisis la pagan sobre todo “los ahorradores, los trabajadores y los consumidores”, y denunciar que los rescates bancarios se están haciendo “de espaldas” a la ciudadanía, González manifestó que ha llegado el momento de “ser creativo, leal a los principios y versátil en los instrumentos”, pues todo el conocimiento acumulado “no nos vale si no entrenamos la capacidad de adaptarnos a los cambios”.

González abogó por doblegar las resistencias de quienes no quieren que se regulen los mercados “con un marco razonable, no agobiante, de pocas leyes, pero que se cumplan”, y apostó por derivar hacia un modelo de crecimiento sostenible.

Tras insistir en que “no está escrito el libreto para salir de la crisis”, el Embajador Especial para la Conmemoración de los Bicentenarios sí puso en contraste los estados de ánimo con que encaran la crisis las distintas regiones. “Veo que en Asia piensan que el pasado es peor que el presente y el futuro, su estado de ánimo está volcado al futuro y lo están escribiendo. Sin embargo, en Europa la gente piensa que lo que fueron ya no lo van a volver a ser, pero no saben qué van a ser, y en América Latina están más preocupados en buscar todos los culpables de los últimos 500 años que de invertir en futuro”.

Tras volver a lamentar la reacción “conservadora y nacionalista” de Europa a la crisis, y tras destacar el salto de calidad dado por Brasil en los últimos 15 años, Felipe González instó a España y los países latinoamericanos a aprovechar sus confluencias culturales, y a estos últimos a emprender un camino de modernización del Estado haciéndolo más previsible, “para no incitar la voracidad del inversión que si no ve seguridad querrá recuperar su dinero cuanto antes”, transparente y eficiente. Concluyó su intervención animando a las repúblicas latinoamericanas a invertir en ...