Felipe González pide que Europa "de un paso adelante serio, hacia la federalización económica y política"

Asegura que España "está sufriendo las consecuencias del problema estructural de la UE" y "las consecuencias de una mala aproximación para responder a la crisis económica y financiera que padecemos"

El expresidente del Gobierno, Felipe González, ha defendido hoy ante los dirigentes socialdemócratas presentes en la conferencia Ganarse Europa, la necesidad de “construir una Europa federal que sirva para todos los ciudadanos europeos”.

González ha señalado que “Europa está en una encrucijada”, ya que “o triunfan los nacionalismos que galopan sobre populismos demagógicos y marcha atrás en el proceso de construcción europea, destruyendo así lo que hemos avanzado”, o comprendemos “el desafío de la economía global, nuestra inserción en el nuevo mundo, y Europa da un paso adelante serio para caminar hacia la federalización económica y política, que implica también una responsabilidad frente a la sociedad”.

Aseguró también que “Europa necesita renovar un pacto social entre todos los actores que permita proyectar hacia el futuro un modelo de cohesión social como el que dio origen al éxito europeo, pero con nuevas reglas para una nueva situación económica global”.

En un mensaje emitido en el último panel de la jornada organizada por el PSOE, González ha lamentado que Europa esté “trampeando y capeando el temporal” de la crisis, “y no tomando ni decisiones a tiempo, ni decisiones estructurales que ya son imprescindibles”.

En su opinión “en Europa hay, frente a la crisis, dos fallos fundamentales: el que permite a veces a los dirigentes europeos decir que hacen de bomberos para apagar los fuegos, cuando en realidad llegan y reaccionan tarde, con buena parte de la economía productiva ya destruida”. “Y dos, un problema estructural”, pues “no puede funcionar, y es una contradicción, la unión monetaria sin unión económica, fiscal y bancaria”.

Recordó que, ya cuando se firmó el Tratado de Maastricht hace 20 años, firmamos un tratado de unión económica y monetaria, y que, aunque “se ha hecho la unión monetaria”, nos encontramos con “un país como España, que pese a haber cumplido mejor que nadie el Pacto de Estabilidad hasta el momento que empieza la crisis, está sufriendo las consecuencias de ese problema estructural en el funcionamiento de la UE y está sufriendo las consecuencias de una mala aproximación para responder a la crisis económica y financiera que padecemos”.

Finalmente, González ha llamado la atención sobre algo que –a su juicio- ahora se olvida, y es que “el origen de la crisis está en una implosión del sistema financiero global, con prácticas absolutamente incontroladas e inadmisibles”, que “acarreó operaciones de rescate, hundimiento de la economía real, destrucción masiva de empleo y aumento de la deuda pública”, pero frente al cual “todavía no se ha hecho una reforma que permita hacer previsible el funcionamiento de ese sistema”, por lo que –añadió- ahí “tenemos un foco mal puesto en la lucha contra la crisis desde hace tiempo”.