Felipe González: "Si el BCE hiciera la tercera parte del esfuerzo que ha hecho la Reserva Federal en la compra de bonos-estado, la especulación se habría acabado"

"O la UE camina hacia la federalización determinando qué poderes deben estar en el centro, o vamos al desarme ordenado en los avances de integración para volver a una mera zona de libre cambio donde cada uno se lama sus heridas"

El ex presidente del Gobierno de España y actual presidente del Consejo de Progreso Global de la Fundación IDEAS, Felipe González, reclamó este martes a los estados miembros de la UE que adopten reformas inmediatas “para fijar qué poder necesita la UE en el centro que sea capaz de representar la fuerza de 500 millones de habitantes y el mayor PIB del mundo en su conjunto, pero irrelevante país por país”.

En el marco de la jornada “El futuro de las relaciones exteriores de la UE”, organizada por el área de Internacional y Cooperación de la Fundación IDEAS, el ex Presidente del Gobierno lamentó la “falta de voluntad de los líderes políticos de los estados miembros para caminar en la senda de fijar una gobernanza económica, y no solo monetaria, alegando para ello que los ciudadanos no entenderían la pérdida de soberanía de los países”, lo que “no se corresponde con la opinión expresada por los ciudadanos”.

Tras calificar de “incomprensible” que la UE carezca de una política energética común y de una estrategia, que no proyecto, común frente al cambio climático, el ex Presidente aseguró que “Europa está en una situación crítica, y su irrelevancia se acentuará cada vez más, y será irreversible a mi juicio si no de acometen 4 o 5 reformas estructurales, entre ellas la de avanzar hacia la gobernanza económica y hacia una posición exterior común”.

Por ello, González se atrevió a calificar de “gran fracaso” la Agenda de Lisboa 2000-2010, “entre cuyos objetivos estaban situar a la UE como primera potencia económica y tecnológica, y todo ello favoreciendo una mayor cohesión social. Pues bien, hoy estamos más distanciados que nunca de EE UU en inversión en I+D+i, y apretados por el sándwich de países, no emergentes, que ya han emergido, y que no estaban en el mapa hace 20 años. Por tanto, hemos perdido como mínimo 10 años y corremos hacia un futuro que ya tenemos detrás”.

El ex Presidente del Gobierno se refirió también a la agenda trasatlántica, “la cual no se ha renovado en 15 años, cuando EE UU y Europa representaban el 58% del PIB mundial. Ahora, representamos el 47% de ese PIB mundial, con el agravante de que tenemos una gran conciencia de pérdida de relevancia. Vivimos una dulce decadencia, no hay fenómeno global, como Google o Microsoft, que lleven la firma europea, hemos perdido ritmo en la formación de capacidades, nuestra demografía envejece. En fin, el movimiento de Occidente a Oriente es imparable y, si no acometemos reformas estructurales, seremos cada vez más insignificantes”.

En este sentido, achacó en gran parte a la ausencia de una política y una gobernanza económica a nivel europeo la crisis de deuda que están viviendo algunos estados: “La Reserva Federal de EE UU ha comprado en un mes la misma deuda pública que el Banco Central Europeo en dos años. Así, los bonos de EE UU están fuera de la especulación. Si el BCE, que se resiste a comprar deuda pública de los estados, hiciera la tercera parte del esfuerzo que ha hecho la Reserva Federal en compra de bonos estados, la especulación se habría acabado”.

González lamentó que la UE solo de pasos a favor de una polític...